Flutter auricular neonatal idiopático

Sinónimos: Aleteo atrial idiopático neonatal

Prevalencia: Desconocido

Herencia: No aplicable

Edad de inicio o aparición: Infancia / Neonatal

 

Resumen

El flutter auricular neonatal idiopático (AFL) es una alteración rara del ritmo cardiaco caracterizada por taquicardia constante en recién nacidos y lactantes, con una frecuencia auricular que suele ser de alrededor de 440 latidos/minuto (rango de 340-580). El AFL se puede manifestar como taquicardia asintomática, insuficiencia cardíaca congestiva o hidrops fetal.

El AFL es una enfermedad rara y en Europa tiene una incidencia aproximada de 1/50.000 nacidos vivos.

El AFL es de inicio neonatal, y la mayoría de los pacientes (72%) presenta síntomas durante las primeras 48 horas de vida. Su inicio durante el periodo fetal puede asociar hidrops fetal y conllevar la muerte intraútero. El AFL se manifiesta con taquicardia e insuficiencia cardíaca congestiva. El AFL suele ser mantenido, aunque de manera espontánea se puede producir la conversión del flutter auricular a ritmo sinusal (<24 horas). Algunos pacientes son asintomáticos, y la taquicardia puede detectarse en los exámenes y monitorización de rutina.

La etiología del AFL es desconocida, pero la inmadurez del miocardio y la alta presión en la aurícula derecha durante el periodo perinatal pueden ser factores que favorezcan la aparición de reentrada auricular.

El diagnóstico de AFL está basado en el electrocardiograma (ECG) de superficie, que normalmente muestra una frecuencia auricular de unos 440 latidos/min, la mayoría de las veces con conducción auriculoventricular 2:1 (en ocasiones con conducción AV variable y frecuencia ventricular irregular de 125-280 latidos/min), y ondas P »en dientes de sierra» en las derivaciones II, III y aVF. El ecocardiograma puede mostrar la presencia de alteración de la función ventricular tras una taquicardia prolongada.

El diagnóstico diferencial incluye taquicardia auricular multifocal (ver este término) y otras formas de taquicardia supraventricular.

Se puede hacer un diagnóstico prenatal de AFL mediante ecocardiograma fetal, que mostrará una frecuencia auricular de unos 400 latidos por minuto y, la mayoría de las veces, una conducción AV 2:1, lo que da una frecuencia ventricular de cerca de 200 latidos por minuto.

El primer objetivo del tratamiento es el restablecimiento del ritmo sinusal. La manera más sencilla de conseguirlo es mediante sobre estimulación transesofágica o Cardioversión sincronizada con corriente continua de baja energía empleando habitualmente 0,5-1 J/kg. La respuesta al tratamiento farmacológico es variable e impredecible. La recidiva del flutter auricular en neonatos es rara, y normalmente no es necesario administrar medicación profiláctica. El sotalol se considera un agente eficaz en el tratamiento de AFL en el feto, y atraviesa la placenta perfectamente.

En ausencia de arritmias adicionales, los niños con AFL tienen un pronóstico excelente una vez que entran en ritmo sinusal, con poco riesgo de recidiva, y no es probable que necesiten una terapia antiarrítimica crónica.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Christopher WREN

 



Fuente: Orphanet (Flutter auricular neonatal idiopático)


 

A %d blogueros les gusta esto: