Obesidad por deficiencia de pro-opiomelanocortin

Sinònimos:

Prevalencia: <1 / 1 000 000

Herencia: Autosòmico recesivo

Edad de inicio o apariciòn: Infancia / Neonatal

 

Resumen

La deficiencia de proopiomelanocortina (POMC) es una forma de obesidad monogénica que provoca obesidad grave de aparición temprana, insuficiencia suprarrenal, pelo rojo y piel pálida.

Ha sido descrita en menos de 10 pacientes.

Los pacientes con deficiencia de POMC presentan crisis de hipoglucemia, hiperbilirrubinemia y colestasis en el periodo neonatal, debido al hipocortisolismo secundario congénito. Se observa hiperfagia desde las primeras semanas de vida, conducente a la obesidad grave antes del año de edad. También se ha descrito un hipotiroidismo subclínico. La deficiencia total de POMC se transmite como un rasgo autosómico recesivo y está causada por mutaciones homozigóticas o heterozigóticas compuestas con pérdida de función en el gen POMC (cromosoma 2p23.3).

La POMC está regulada por leptina y es escindida por prohormona-convertasas para producir adrenocorticotropina (ACTH), el ligando del receptor de la melanocortina (MC-R) y hormonas alfa, beta y gamma estimulantes de los melanocitos (MSH). La pigmentación rojiza del cabello, la insuficiencia suprarrenal y la obesidad están causadas por deficiencias en los ligandos y la subsiguiente falta de activación de los receptores MC1 MC2, y MC4, respectivamente.

Además de la deficiencia total de POMC, también se han descrito algunos casos de deficiencia aislada de beta-MSH, el ligando para el MC4-R derivado del POMC. Estos individuos tienen una mutación POMC distinta en la región que codifica para la beta-MSH. Esta deficiencia aislada de beta-MSH se traduce en un fenotipo clínico similar al observado en la deficiencia de MC4-R (obesidad infantil, hiperfagia y aumento en el crecimiento lineal) pero no está asociada con el pelo rojo ni con la insuficiencia suprarrenal.

El diagnóstico de la carencia total de POMC se puede intuir sobre la base de las manifestaciones clínicas de la enfermedad, y puede ser confirmado por la identificación de mutaciones en el gen POMC. El análisis del suero revela una ausencia de péptidosPOMC derivados de la pituitaria, incluso después de la estimulación.

El diagnóstico diferencial incluye las deficiencias combinadas de hormonas pituitarias, que pueden ser excluidas mediante pruebas de estimulación de la hormona pituitaria. En la actualidad no existe un tratamiento específico. Las complicaciones neonatales de la deficiencia de POMC pueden conllevar insuficiencia hepática mortal si no se tratan, con requerimiento de una terapia temprana y a largo plazo de sustitución de hidrocortisona. Los avances en la terapia con el péptido melanocortina pueden conducir al desarrollo de agonistas MC4-R capaces de mejorar la función de la melanocortina en estos pacientes.

Sin embargo, un ensayo previo de 3 meses con administración intranasal del fragmento ACTH 4-10 de la melanocortina no dio lugar a una reducción del peso corporal. La administración de hormona tiroidea tampoco tuvo ningún efecto sobre la obesidad.

Aunque aún no se ha definido el pronóstico específico para esta enfermedad, es probable que estos pacientes tengan un mayor riesgo de sufrir las complicaciones presentes en otros pacientes obesos (enfermedades cardiovasculares, cáncer y diabetes tipo 2).

 

 

 

Revisores expertos

  • Pr Sebastiano FILETTI

 

 


Fuente: Orphanet ( Obesidad por deficiencia de pro-opiomelanocortin )


Share
A %d blogueros les gusta esto: