Deficiencia de acil CoA oxidasa peroxisomal

Sinónimos: Pseudo-NALD
Pseudoadrenoleucodistrofia
Pseudoadrenoleucodistrofia neonatal

Prevalencia: <1 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Neonatal

 

Resumen

El déficit de acil Coa oxidasa peroxisomal es un trastorno raro neurodegenerativo, que pertenece al grupo de los trastornos hereditarios peroxisomales y que se caracteriza por hipotonía y convulsiones en el período neonatal, y regresión neurológica durante la primera infancia.

Se trata de una enfermedad rara, hasta el momento sólo se han identificado entre 30 y 40 pacientes en todo el mundo. Se manifiesta en el periodo neonatal con hipotonía (92%) y convulsiones (91%) como signos dominantes. Los pacientes pueden presentar: dismorfia facial (50%) con hipertelorismo, epicanto, puente nasal bajo y orejas de implantación baja. Algunos niños tienen polidactilia y hepatomegalia.

El desarrollo psicomotor se retrasa, pero los niños suelen ser capaces de caminar y decir algunas palabras. Sin embargo, una regresión neurológica ocurre habitualmente durante los tres primeros años de vida (edad media: 28 meses). La hipotonía se remplaza por hipertonía, acompañada de hiperreflexia. La epilepsia puede agravarse y puede aparecer una pérdida auditiva neurosensorial. También pueden ocurrir: estrabismo, nistagmus y atrofia óptica. El déficit de acil Coa oxidasa peroxisomal está causado por mutaciones en el gen ACOX1 (17q25.1), que codifica para la acil Coa oxidasa peroxisomal de cadena lineal. La trasmisión es autosómica recesiva.

El diagnóstico se basa en los estudios de laboratorio, que revelan un incremento sérico de los ácidos grasos de cadena muy larga (VLCFA) y una reducción notable de la actividad de acil CoA oxidasa en los fibroblastos. La IRM cerebral indica signos anormales en la sustancia blanca. El diagnóstico puede confirmarse por la presencia de mutaciones en el gen ACOX1.

El diagnóstico diferencial incluye el síndrome de Usher (ver este término) y todas las causas de hipotonía neonatal. También deben descartarse las otras enfermedades peroxisomales, en particular la adrenoleucodistrofia neonatal (ver este término), que tiene una presentación muy parecida al déficit de acil CoA oxidasa.

El diagnóstico prenatal es posible por análisis bioquímico o molecular de los amniocitos o de las vellosidades coriónicas. Debe proponerse un consejo genético a los familiares. No hay disponible ningún tratamiento específico. Debe ofrecerse a los pacientes un enfoque multidisciplinar sintomático.

El pronóstico no es favorable; la muerte ocurre habitualmente alrededor de los 5 años de edad, a causa de complicaciones respiratorias.

 

 

Revisores expertos

  • Pr Ronald WANDERS

 

 


 

Fuente: Orphanet (Deficiencia de acil CoA oxidasa peroxisomal)


 

Share
A %d blogueros les gusta esto: