Síndrome de extravasación capilar sistémica

Sinónimos: SCLS
Síndrome de Clarkson
Síndrome de fuga capilar
Síndrome de fuga capilar idiopática
Síndrome de hiperpermeabilidad capilar

Prevalencia: <1 / 1 000 000

Herencia: No aplicable

Edad de inicio o aparición: La edad adulta

 

Resumen

El síndrome de extravasación capilar (SCLS) es una grave enfermedad sistémica debida a un incremento de la permeabilidad capilar, caracterizada por episodios de hipotensión, edema e hipovolemia.

El SCLS ha sido descrito en menos de 150 casos desde su primera descripción en 1960.

La edad promedio de aparición ronda los 45 años; los casos pediátricos o geriátricos son raros. La enfermedad se caracteriza por la alternancia de crisis y fases de reposo. Entre dos crisis pueden pasar desde unas pocas semanas a varios años. Han sido descritas tras una infección, mayormente de las vías respiratorias superiores, durante los periodos perimenstruales o post-parto y, con menor frecuencia, tras un esfuerzo físico intenso. Pueden durar días o semanas, pueden ser de gravedad variable, desde el grado 1 (hipotensión en respuesta a hidratación oral) al grado 4 (episodios de extrema gravedad), y tienen una evolución en tres pasos. Las crisis pueden empezar con síntomas tales como: debilidad generalizada, fatiga, mialgias, hipotensión ortostática, posibles manifestaciones digestivas y ORL, fiebre ocasional y aumento de peso. La fase de fuga continúa con oliguria, hipotensión arterial y un rápido desarrollo de un edema en la cara o en las extremidades superiores sin afectar a los pulmones. La hipotensión puede conllevar un choque hipovolémico manteniendo la conciencia. En la fase post-fuga, la reabsorción masiva de edemas provoca poliuria y pérdida de peso. Los rasgos biológicos son una asociación característica de hemoconcentración con hipoalbuminemia sin albuminuria, leucocitosis y un descenso de proteinemia a un rango de 350-750 kDa. Los casos crónicos han sido descritos con un edema generalizado, efusiones viscerales, hipotensión, y una hemoconcentración más sutil. Las complicaciones pueden ocurrir en las fases aguda y de post-fuga: en la primera, incluyen el síndrome compartimental con rabdomiólisis, arritmias cardiacas, trombosis, pancreatitis, pericarditis, convulsiones, edema cerebral o engrosamiento del miocardio. La rabdomiólisis y la pericarditis fatal pueden ocurrir también en la fase post-fuga, pero es más frecuente la sobrecarga cardiovascular. En esta etapa también se ha descrito un edema pulmonar agudo fatal.

El SCLS está causado por una hiperpermeabilidad capilar de etiología desconocida. Se han considerado diversas hipótesis fisiopatológicas como un mecanismo mediado por inflamación o un daño del endotelio capilar por gammapatía monoclonal.

El diagnóstico tiene como principales indicadores: evaluación física y biológica, recurrencia de las crisis, asociación de hemoconcentración con hipoalbuminemia. La presencia de una inmunoglobulina monoclonal anómala denominada paraproteína es indicativa del diagnóstico pero no concluyente.

El diagnóstico diferencial incluye sepsis, anafilaxis, otras causas de fuga capilar, e interrupción de la vena cava inferior. Los casos crónicos pueden ser erróneamente diagnosticados como síndrome de Gleich, estasis venosa, enteropatía pierde-proteínas y síndrome nefrótico.

No existe tratamiento curativo; el manejo es sintomático y profiláctico. No se recomienda la administración de fluidos intravenosos ya que no se aumenta la presión arterial y empeora el edema, y además, aumenta el riesgo de sobrecarga vascular en la fase post-fuga. La administración oral de líquidos conteniendo electrolitos puede reducir la gravedad del ataque, si se toman a tiempo, por lo que es crucial la educación del paciente para detectar signos tempranos del pródromo. Los agonistas beta-adrenérgicos y los inhibidores de la fosfodiesterasa mostraron buenos resultados en algunos casos pero presentan serios efectos secundarios. Las inmunoglobulinas intravenosas constituyen una estrategia profiláctica prometedora.

A pesar del progreso en el diagnóstico y en el manejo que ha prolongado la esperanza de vida de los pacientes, el pronóstico sigue siendo desfavorable ya que la mortalidad alcanza el 30-40% tras 10 años.

 

 

Revisores expertos

  • Pr Zahir AMOURA

 



Fuente: Orphanet (Síndrome de extravasación capilar sistémica)


 

A %d blogueros les gusta esto: