El Síndrome de Bardet-Biedl, en el que se presentan dedos extra en los pies o manos (polidactilia) o la Insensibilidad Congénita al Dolor (CIP), en donde los pacientes interpretan de forma anormal los estímulos dolorosos, son algunas de las enfermedades raras que podrán ser investigadas y tratadas en este nuevo Laboratorio de Medicina Genómica, que se lanzó gracias a la Universidad Icesi y la Fundación Valle del Lili.

El laboratorio, liderado por el Centro de Investigaciones en Anomalías Congénitas y Enfermedades Raras (CIACER) de la Universidad Icesi, definió 5 objetivos estratégicos para dar la mejor utilidad al lugar: desarrollar la investigación, facilitar el acceso al diagnóstico especializado, ofrecer información, ofrecer procesos de formación y ejercer abogacía.

El laboratorio, ubicado en el campus de la Icesi, lo pueden utilizar estudiantes de pregrado y posgrado de la Universidad Icesi, así como aquellos interesados en realizar su trabajo de grado relacionado con la salud, explicó el director Harry Pachajoa.

Además, este espacio contribuye a que las personas con cuadro clínico y sospecha de padecer alguna anomalía congénita tengan un método diagnóstico que permita una posible terapia clínica de manera oportuna, económica, rápida y eficaz para que se garantice la calidad de vida del paciente y su familia.

Artículos relacionados: enfermedades raras,enfermedades poco frecuentes,enfermedades huérfanas,síndrome de bardet-biedl,investigación,salud


Fuente: http://caracol.com.co/emisora/2016/10/04/cali/1475587513_393809.html