Presentan en Argentina un fármaco biológico que evita la quimioterapia en pacientes con leucemia

En su reciente visita a la Argentina, el reconocido especialista Francesc Bosch dio una serie de conferencias y charlas donde habló de los últimos tratamientos contra la leucemia. En especial, el jefe del Servicio de Hematología y Hemoterapia del Hospital Universitario Valld’Hebron, en Barcelona, España, se centró en un nuevo medicamentos utilizado contra la Leucemia Linfocítica Crónica, la variedad más común de este mal, que representa un 30 por ciento de los casos de cáncer de sangre. Este fármaco, de origen biológico, tiene como principal ventaja que evita la quimioterapia en los pacientes. Detalles de un avance que abre la puerta a una mejor vida a miles de personas.

Bosch visitó el país para presentar Ibrutinib, una nueva indicación para el tratamiento en primera línea de algunos tipos de cáncer hematológicos, entre los que se encuentran la Leucemia Linfocítica Crónica, la leucemia con deleción del cromosoma 17p, el linfoma de células del manto y la macroglobulinemia de Waldenström. En una entrevista concedida al portal Infobae, el especialista sostuvo que en la actualidad “conocer el perfil del paciente y saber si presenta determinadas alteraciones genéticas son aspectos fundamentales para la elección del tratamiento y la aproximación integral a la patología”.

Si bien el tratamiento estándar contra la leucemia requiere quimioterapia, en el mundo existen nuevas opciones orales de administración diaria, altamente eficaces y que cumplen las acciones propias de los tratamientos antiguos. Una de ellas es Ibrutinib. «Hasta ahora, esta leucemia, cuando se necesitaba tratar, se daba quimioterapia. Pero ahora hay nuevos tratamientos no quimioterápicos. Son medicamentos biológicos que funcionan muy bien para controlarla y que se pueden tomar en casa. Como es una enfermedad de gente mayor, si tenemos medicamentos orales que hagan que no tengan que venir al hospital, mejor», explicó Bosch en la mencionada entrevista.

«Concretamente, ahora estamos con el lanzamiento de Ibrutinib, que es un medicamento biológico que controla la enfermedad con una eficacia de control en el 80 o 90 por ciento de los pacientes. Hay que tomarlo de por vida, lo que convertimos a la enfermedad en una enfermedad crónica como si hablaremos de hipertensión o diabetes: no la curamos pero la controlamos perfectamente», concluyó el experto.

La Leucemia Linfocítica Crónica es un tipo concreto que no tiene relación con la Leucemia Linfocítica Aguda. «Es la más frecuente en los adultos y en los países occidentales, en razas asiáticas e indígenas. No es una enfermedad hereditaria, aunque seguro que hay un componente genético porque las razas blancas la tienen, las razas asiáticas no», explicó Bosch.

Según el especialista español, el cáncer de sangre se descubre en la mayoría de los casos por eventualidad. En cifras, aproximadamente el 80 por ciento de los pacientes son diagnosticados por otros motivos y solo el 20 por ciento presenta alguna alerta como pueden ser el aumento del tamaño de los ganglios, cansancio, anemia y algunos hematomas o plaquetas bajas. «Los pacientes se realizan exámenes de sangre por motivos lejanos a una sospecha por Leucemia Linfocítica Crónica, no presentan síntomas, pero la prueba detecta la presencia de un aumento de linfocitos, que son las células que constituyen la enfermedad», afirmó el experto.

Artículos relacionados: enfermedades raras,enfermedades poco frecuentes,enfermedades huérfanas,tratamiento,salud


Fuente:  https://miradaprofesional.com/ampliarpagina.php?e=deb3deddc354b829748f63aa6a5aa60c&npag=0&id=8187

A %d blogueros les gusta esto: