Deficiencia de carnitina-acilcarnitina translocasa

Sinónimos: Deficiencia CACT

Prevalencia: < 1 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Infancia, Neonatal

 

Resumen

La deficiencia de carnitina-acilcarnitina-traslocasa (deficiencia en CACT) es un trastorno hereditario y potencialmente mortal de la oxidación de ácidos grasos que normalmente se presenta en el periodo neonatal con hipoglucemia hipocetósica grave, hiperamonemia, miocardiopatía y arritmia, disfunción hepática, debilidad de los músculos esqueléticos y encefalopatía.

Epidemiología

Su prevalencia es desconocida. Hasta la fecha se han descrito menos de 60 casos en todo el mundo.

Descripción clínica

La mayoría de pacientes con deficiencia de CACT tiene un fenotipo grave que se presenta durante las primeras 48 horas de vida con hipoglucemia hipocetósica grave, hiperamonemia, miocardiopatía y arritmia, lesiones de los músculos esqueléticos, disfunción hepática e hipotermia. También se observa afectación neurológica con encefalopatía, epilepsia y retraso en el desarrollo. Algunos pacientes sufren muerte súbita infantil. También se ha descrito un fenotipo leve más raro en la primera infancia que se manifiesta con episodios de hipoglucemia hipocetósica e hiperamonemia, a menudo desencadenada por el ayuno o por una enfermedad intercurrente.

Etiología

Las mutaciones en el gen SLC25A20 (3p21.31) son las responsables de la deficiencia de CACT. La CACT está localizada en la membrana interna de la mitocondria, y cataliza el intercambio carnitina-acilcarnitina a través de dicha membrana. Es un componente esencial del ciclo de la carnitina que regula el transporte de los ácidos grasos de cadena larga hacia la mitocondria, donde se produce la oxidación de los ácidos grasos. El fenotipo más leve se observa a consecuencia de una actividad significativa de la proteína mutante.

Métodos diagnósticos

Los pacientes con deficiencia de CACT presentan una aciduria dicarboxílica inespecífica. El análisis de acilcarnitina en sangre muestra una fracción acílica muy elevada con un marcado incremento de especies C16, C18 y C18:1. La fracción de carnitina libre es muy pequeña. El análisis enzimático específico en fibroblastos o linfocitos en cultivo confirma el diagnóstico, al igual que la demostración de dos mutaciones patógenas en el gen SLC25A20. El cribado neonatal en busca de la deficiencia de CACT está disponible en Austria, la República Checa, Alemania, Hungría, Islandia, Portugal y España.

Diagnóstico diferencial

Hay que excluir las formas neonatal e infantil grave de deficiencia de carnitina-palmitoíl-transferasa II (ver este término), ya que tienen un perfil de acilcarnitina idéntico al de la CACT. Clínicamente, estos dos trastornos son prácticamente indistinguibles, si bien en CACT no se han observado anomalías congénitas, y sólo ocasionalmente en CPT II.

Diagnóstico prenatal

Es posible realizar un diagnóstico prenatal mediante análisis mutacional del tejido de las vellosidades coriónicas cuando se han identificado dos mutaciones patógenas en la familia. También existe un análisis enzimático específico para cultivos celulares de las vellosidades coriónicas.

Consejo genético

La deficiencia de CACT es una enfermedad autosómica recesiva, y existe la posibilidad de asesoramiento genético.

Manejo y tratamiento

Es necesario evitar estrictamente el ayuno e instituir una dieta pobre en ácidos grasos de cadena larga y complementada con triglicéridos de cadena media (TCM). No obstante, la fórmula de los TCM debe ser lo más pobre posible en ácidos grasos C10 y C12, ya que una gran ingesta de éstos puede provocar descompensación. También se recomienda la administración de un complemento de carnitina. Durante un episodio agudo se debe administrar glucosa intravenosa con el fin de inhibir la lipólisis.

Pronóstico

La deficiencia grave de CACT suele tener un pronóstico malo, y la mayoría de los pacientes muere antes de alcanzar los tres meses de vida, aunque unos pocos tratados de manera precoz en el periodo neonatal tienen una evolución favorable a medio plazo. Los pacientes con fenotipo leve, generalmente, tienen un pronóstico bueno, siempre que cumplan con el régimen de tratamiento instaurado.

Fuente: Orphanet (Deficiencia de carnitina-acilcarnitina translocasa), revisores expertos:  Dr Simon Olpin – última actualización febrero 2014.


Share
A %d blogueros les gusta esto: