Averiguan cómo el glioblastoma logra burlar al sistema inmune y progresar

Instituto de Neurociencias de Alicante

 

  • Las células del tumor “reprograman” a las células del cerebro que ponen en marcha la respuesta inmune para inactivarla.
  • Este mecanismo hasta ahora desconocido permite al tumor crecer sin obstáculos
  • El hallazgo del Instituto de Neurociencias de Alicante abre la puerta a nuevas terapias dirigidas contra los pericitos, las células que rodean los vasos sanguíneos y regulan la respuesta inmune.
  • El glioblastoma es el tumor cerebral más frecuente y de peor pronóstico. Altamente invasivo, se caracteriza por producir cambios en los vasos sanguíneos cerebrales y la invasión gradual de los tejidos circundantes.

 

Investigadores del Instituto de Neurociencias de Alicante, centro mixto del CSIC Y la Universidad Miguel Hernández de Elche, han identificado un mecanismo hasta ahora desconocido que permite al glioblastoma, un tumor cerebral altamente invasivo, escapar del sistema inmune y seguir progresando. La investigación se ha realizado en colaboración con el Servicio de Hematología del Hospital Clínico Virgen de la Arrixaca-IMIB de la Universidad de Murcia y el Albert Einstein College of Medicine.

El hallazgo, publicado en la revista especializada Oncotarget, abre la puerta a nuevas terapias no dirigidas directamente contra el tumor, sino contra unas células denominadas pericitos, que rodean los vasos sanguíneos del cerebro y que juegan un papel crucial en la inadecuada respuesta del sistema inmune.

“Las células de glioblastoma actúan sobre otras que rodean los vasos sanguíneos del cerebro, denominadas pericitos, encargadas de desencadenar en condiciones normales la respuesta inmune. Esta interacción con las células malignas del glioblastoma impide a los pericitos poner en marcha la respuesta inmune. Como consecuencia, los linfocitos T destructivos se vuelven incapaces de atacar el tumor. El cerebro no detecta el glioblastoma y no puede reaccionar contra él”, explica Salvador Martínez, director del grupo de Neurobiología Experimental del Instituto de Neurociencias, que ha liderado la investigación.

Este trabajo evidencia por primera vez que es la interacción con las células tumorales la que hace que los pericitos pasen de ser supresores del tumor a promoverlo. El grupo de Salvador Martínez ha comprobado, además, que cuando bloquean la acción que ejercen las células del glioblastoma sobre los pericitos, el tumor ya no puede anular la respuesta inmune y, por tanto, es susceptible de ser destruido. Esta interferencia del glioblastoma en la función inmunosupresora de los pericitos puede representar un nuevo objetivo para el desarrollo de nuevas terapias.

 

Para saber más vea: https://revistageneticamedica.com/2017/11/23/glioblastoma-y-sistema-inmune/


Artículos relacionados: enfermedades raras, glioblastoma, tumor cerebral

A %d blogueros les gusta esto: