Deficiencia de biotinidasa

Sinónimos: Deficiencia de BTD, Deficiencia múltiple de carboxilasas de inicio juvenil, Deficiencia múltiple de carboxilasas de inicio tardío

Prevalencia: 1-9 / 100 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Infancia, Neonatal

 

Resumen

El déficit de biotinidasa es una forma de aparición tardía del déficit múltiple de carboxilasas (consulte este término), un error congénito del metabolismo que, si no se trata, se caracteriza por convulsiones, dificultad para respirar, hipotonía, erupciones en la piel, alopecia, pérdida de audición y retraso en el desarrollo.

Epidemiología

La prevalencia del déficit de biotinidasa (BTD) clínico se estima en 1/61.000. La frecuencia de portadores en la población general es aproximadamente de 1/120. Los síntomas suelen aparecer en los primeros meses de vida, pero también se ha descrito una aparición posterior.

Descripción clínica

Los individuos con un déficit profundo sin tratar (menos del 10% de la actividad promedio normal de biotinidasa en suero) presentan hallazgos clínicos variables incluyendo: convulsiones, hipotonía, erupciones eccematoides, alopecia, ataxia, pérdida de audición, infecciones por hongos y retraso en el desarrollo. Metabólicamente, los niños sin tratar pueden mostrar acidosis cetoláctica, acidemia (aciduria) orgánica e hiperamonemia leve. Los individuos con déficit de BTD parcial sin tratar (10-30% de la actividad promedio normal de BTD) pueden ser asintomáticos, pero durante periodos de estrés, como enfermedad, fiebre o ayuno, pueden desarrollar síntomas similares a los de los individuos con un déficit de BTD profundo.

Etiología

El déficit de BTD está causado por mutaciones en el gen BTD (3p25) dando lugar a una actividad reducida o ausente de BTD. Esta enzima recicla biotina libre, no unida a una proteína, que se necesita para múltiples procesos metabólicos dependientes de la biotina. Se han identificado más de 150 mutaciones del gen BTD que causan este déficit.

Métodos diagnósticos

La enfermedad se detecta a través de un cribado neonatal si está disponible. Otros casos se diagnostican por los signos y síntomas clínicos y se confirman demostrando el déficit de actividad de BTD en suero. También es posible el análisis molecular de las mutaciones del gen BTD.

Diagnóstico diferencial

Los síntomas de déficit de BTD se solapan con los de otras enfermedades metabólicas, incluyendo el déficit de holocarboxilasa sintetasa (consulte este término), déficit de carboxilasa aislado, déficit de biotina nutricional, déficit de zinc y déficit de ácidos grasos esenciales.

Diagnóstico prenatal

Es posible el diagnóstico prenatal para embarazadas en riesgo y puede realizarse mediante un análisis enzimático o un análisis de mutaciones cuando la mutación es conocida. Sin embargo, la posibilidad de tratar la enfermedad hace que la mayoría de las familias no consideren realizar un test prenatal.

Consejo genético

El déficit de BTD se hereda como un rasgo autosómico recesivo. Se recomienda el consejo genético para padres de niños afectados. Los padres son forzosamente portadores heterocigotos asintomáticos. Los hermanos de pacientes con déficit de BTD deben hacerse la prueba para este déficit aunque no muestren síntomas.

Manejo y tratamiento

El tratamiento primario consiste en suplementos con biotina oral en forma libre, no unida a una proteína: mejora los síntomas en pacientes sintomáticos y previene los síntomas en pacientes identificados mediante el cribado neonatal o antes de que los síntomas se desarrollen. Una vez que se han desarrollado algunos rasgos como atrofia óptica, pérdida de audición, o retraso en el desarrollo, puede que ya no sean reversibles con el tratamiento con biotina. El tratamiento con biotina debe mantenerse de por vida. No se conocen efectos adversos serios de la terapia con biotina. Los pacientes y sus familias deben ser advertidos acerca de la importancia del cumplimiento del tratamiento. Se recomiendan evaluaciones oftalmológicas, neurológicas y metabólicas periódicas. Los huevos crudos deben prohibirse por su contenido en avidina (sustancia de unión a la biotina), pero cocinarlos inactiva el efecto de unión de la avidina.

Pronóstico

El pronóstico para los individuos diagnosticados es muy bueno, siempre que sean tratados antes de la aparición de los síntomas y cumplan con la terapia de biotina.

Fuente: Orphanet (Deficiencia de biotinidasa), revisores expertos:  Dr Barry Wolf – última actualización Julio 2011.


Share
A %d blogueros les gusta esto: