Diabetes mellitus neonatal permanente

Sinónimos: Diabetes monogénica de la infancia PNDM

Prevalencia: 1-9 / 1 000 000

Herencia: Autosómico dominante, Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Prenatal, Neonatal, Infancia

 

Resumen

La diabetes mellitus neonatal permanente (DMNP) es una forma monogénica de la diabetes neonatal (DMN, ver este término) caracterizada, por lo general, por una hiperglucemia persistente durante los 12 primeros meses de vida que requiere un tratamiento con insulina de forma continua.

Epidemiología

La incidencia de la DMN se estima en 1/95.000 a 1/150.000 nacidos vivos. Alrededor del 50% de los casos de DMN son permanentes (DMNP) y el 50% transitorios (DMNT, ver este término). Se ha descrito en todos los grupos étnicos, y afecta por igual a ambos sexos.

Descripción clínica

La edad media de inicio de la DMNP es a las nueve semanas. Las manifestaciones clínicas iniciales incluyen hiperglucemia, glicosuria, retraso del crecimiento intrauterino, poliuria osmótica, deshidratación severa e insuficiente ganancia de peso. El curso subsiguiente de la enfermedad depende del defecto genético subyacente de la DM. La mayoría de pacientes muestra algún grado de trastorno del desarrollo de la coordinación (incluida la dispraxia visual-espacial). Las manifestaciones dependen del tipo de mutación genética implicada. En los casos relacionados con KCNJ11 y ABCC8, los pacientes por lo general presentan síntomas de hiperglucemia y, con frecuencia, cetoacidosis antes de los tres meses de edad. En aproximadamente el 25% de los pacientes con mutaciones en el gen KCNJ11 se han asociado hallazgos neurológicos, incluyendo un retraso del desarrollo y epilepsia (síndrome DEND, ver este término) o una forma más leve del síndrome DEND sin convulsiones y con un retraso del desarrollo menos severo (síndrome DEND intermedio, ver este término). En los casos relacionados con INS, por lo general, los pacientes presentan una marcada hiperglucemia o cetoacidosis diabética a las nueve semanas pero, en determinados casos, sucede a una edad más avanzada. Los pacientes con DMNP relacionada con GCK presentan una diabetes insulino-dependiente permanente desde el primer día de vida. Las mutaciones homocigotas en PDX1 o en otros genes tales como GATA6, PTF1A o HNF1B constituyen casos relativamente raros de hipoplasia pancreática con deficiencia severa de insulina y una posible insuficiencia pancreática exocrina. En base a la afectación pancreática se pueden distinguir dos grupos: pacientes con un desarrollo anómalo del páncreas y niños con un páncreas normal. Las complicaciones a largo plazo incluyen retraso del desarrollo, microalbuminuria y retinopatía.

Etiología

Se han asociado con la DMNP mutaciones en 10 genes: KCNJ11 (34% de los casos), ABCC8 (24%), INS (13%), GCK (4%), PDX1 (<1%), GATA6, PTF1A, HNF1B, RFX6 y MNX1. Estos últimos cinco genes podrían estar asociados con formas sindrómicas. Los defectos genéticos resultan en una deficiencia parcial o completa de insulina y, en el caso de los seis últimos, en una posible hipoplasia pancreática.

Métodos diagnósticos

El diagnóstico de DMNP se hace en niños menores de 12 meses de edad con una hiperglucemia persistente (concentración de glucosa en plasma >150-200 mg/dl). Las pruebas genéticas moleculares de los genes implicados confirman el diagnóstico y orientan el manejo.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial incluye la diabetes mellitus tipo 1, la diabetes mellitus neonatal transitoria (DMNT), el síndrome IPEX, y el síndrome de Wolcott-Rallison (ver estos términos).

Diagnóstico prenatal

Se dispone de diagnóstico prenatal para embarazos de riesgo para la mayoría de formas de la DMNP, siempre que la mutación que causa la enfermedad haya sido identificada en la familia.

Consejo genético

Dependiendo del gen, el patrón de herencia es autosómico dominante o autosómico recesivo. Se deberá proporcionar asesoramiento genético a las familias afectadas.

Manejo y tratamiento

El tratamiento inmediato consiste en la rehidratación y administración intravenosa de insulina. Ésta puede ser cambiada rápidamente por preparados de administración subcutánea. El objetivo es controlar la hiperglucemia y normalizar el crecimiento. En aquellos con mutaciones en KCNJ11 o ABCC8, se recomienda una valoración neurológica completa. Los pacientes con mutaciones activadoras en estos dos genes pueden ser tratados a largo plazo con sulfonilureas orales (actualmente en fase de investigación, ya que todavía no han recibido la autorización de comercialización para esta indicación) y otros con terapia de insulina a largo plazo.

Pronóstico

El tratamiento temprano adecuado reduce significativamente el riesgo de complicaciones a largo plazo.

 

 


Fuente: Orphanet (Diabetes mellitus neonatal permanente), revisores expertos:  Pr Michel Polak – última actualización noviembre 2014.


A %d blogueros les gusta esto: