Es un acto deleznable

Hoy mismo en México seguimos con preocupación un tema del que nos vamos a ocupar y que tiene que ver con la penosa circunstancia que viven pequeños pacientes con SHUa que son atendidos en el Instituto Nacional de Pediatría (INP).

A dos pequeñines se les ha suspendido el tratamiento médico de Eculizumab que recibían bajo sombrilla de protección del Seguro Médico Siglo XXI (SMSXXI). Ese era su derecho; esa la obligación de los responsables de la salud en México para estos niños.

El haber suspendido el tratamiento abruptamente y sin ninguna causa que atañe a los pacientes representa un acto deleznable, inmoral y por supuesto  que atenta contra la vida de pequeños mexicanos que no deberían ser rehenes de decisiones arbitrarias como esta.

Hoy, su vida está en riesgo y las autoridades del Seguro Popular deberán responder de manera categórica y con inmediatez para que estos niños vuelvan a tener lo que, como ya expresé en líneas anteriores, merecen como un derecho y como una prerrogativa universal inalienable.

Muy pronto les informaremos de los resultados que obtendremos después de ocuparnos con toda determinación de este tema.

A %d blogueros les gusta esto: