Sanidad fracasa al intentar abaratar fármacos para las dolencias raras

España:

La Conselleria de Sanidad se ha quedado a medio camino en su intento por comprar más baratos hasta 27 medicamentos para tratar enfermedades raras. Así se desprende de cómo se ha resuelto el acuerdo marco para el suministro de medicamentos huérfanos que la conselleria lanzó en febrero: de los 27 lotes en los que se dividía el contrato, apenas se han adjudicado 8, un 29 % del total.

El acuerdo marco para lograr una compra centralizada de medicamentos para enfermedades raras, que suelen tener un elevado coste, recibió el visto bueno del Consell el pasado mes de febrero. La idea era centralizar la adquisición de fármacos para conseguir un ahorro total que Sanidad llegó a cifrar en más de medio millón de euros teniendo en cuenta que el valor total del contrato durante dos años iba a ser de 78 millones.

Dentro de los medicamentos en los que la administración ponía el foco estaban «por primera vez» fármacos para trastornos metabólicos hereditarios con déficits enzimáticos «destinados a un reducido grupo de pacientes» como, por ejemplo, la imiglucerasa para la enfermedad de Gaucher, o fármacos dirigidos a la enfermedad de Fabry o Pompe. Son tratamientos que actualmente se ofrecen pero que tienen un precio «muy elevado», según expertos del área y que pueden llegar a suponer un 4 % del presupuesto total para fármacos en un hospital.

Diez lotes sin ofertas

El contrato, sin embargo, no se ha resuelto como se esperaba. De los 27 lotes solo se han adjudicado 8. Otros nueve lotes han quedado desiertos después de que la administración rechazara todas las ofertas presentadas al pujar los laboratorios por encima del precio mínimo marcado por la administración. En los diez lotes restantes, las empresas, simplemente, no presentaron oferta alguna al no valorar «rentable» los precios mínimos fijados.

Según expertos consultados por Levante-EMV, el intento de la conselleria de ajustar el precio de estos medicamentos podría haber lastrado un acuerdo que arranca así a medio gas. «Han intentado cortar tanto que los laboratorios han decidido no entrar en el juego», explicaban estas fuentes que recordaban que, en el caso de tratamientos para enfermedades raras, los laboratorios suelen distribuir en exclusiva las moléculas desarrolladas en investigación por lo que «tienen la sartén por el mango y no tienen tanta necesidad de asegurarse un contrato si no conviene el precio», añadían.

De esta forma en los 19 tratamientos que no han sido adjudicados a ningún laboratorio en concreto, seguirán siendo los departamentos de salud los que sigan «contratando» directamente con los laboratorios, una forma de operar que teniendo en cuenta el presupuesto de estos fármacos se quiere regularizar a través de contratos marco.

Artículos relacionados: enfermedades raras, medicamentos huérfanos, tratamientos


Fuente: https://goo.gl/m8FmNZ



A %d blogueros les gusta esto: