Deficiencia de adenina fosforibosiltransferasa

Sinónimos: Deficiencia de APRT
Urolitiasis 2,8 dihidroxi-adenina

Prevalencia: 1-9 / 100 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Cualquier edad

 

Resumen

El déficit de adenosina fosforribosiltransferasa (APRT) es un trastorno autosómico recesivo (AR) poco frecuente que se caracteriza por el aumento de la síntesis de 2,8 dihidroxi-adenina (2,8-DHA) y de su excreción urinaria, causando urolitiasis y nefropatía cristalina.

Su prevalencia se estima en 1/50.000-1/100.000 en caucásicos, 1/27.000 en japoneses y >1/15.000 en poblaciones islandesas. El déficit de APRT parece afectar por igual a niños y adultos, hombres o mujeres. En poblaciones caucásicas, la prevalencia estimada de heterocigotos es de 1/250-1/91.

Las manifestaciones clínicas suelen incluir síntomas asociados con urolitiasis. Los cálculos son típicamente radiotransparentes. Su aparición puede ocurrir entre la infancia y la 4ª década de vida. Una pequeña proporción de pacientes permanecen asintomáticos. La enfermedad puede presentar no solo urolitiasis sino también nefropatía cristalina secundaria a la precipitación de 2,8-DHA en el parénquima renal (nefropatía DHA). La nefropatía DHA acontece con mayor frecuencia en pacientes con episodios repetidos de urolitiasis de causa no filiada, y empeoramiento progresivo de la función renal, pero también puede presentarse como un cuadro de insuficiencia renal aguda. La nefropatía DHA puede evolucionar hasta la enfermedad renal terminal precisando diálisis y trasplante, y puede recurrir tras el trasplante causando una rápida pérdida de la función del injerto si no se trata de forma adecuada.

El déficit de APRT es un trastorno AR causado por mutaciones el gen »APRT» (16q24) que codifica el enzima APRT que cataliza la síntesis de AMP a partir de adenina y 5-fosforribosil-1-pirofosfato. Se han descrito dos tipos de déficit de APRT, según la actividad de APRT »in vitro» tipo I que se caracteriza por una falta total de actividad de APRT, observado principalmente en individuos caucásicos, y tipo II, encontrado sólo en Japón, que se caracteriza por una actividad de APRT del 10-25%. Esta distinción »in vitro» no se asocia con una significación clínica.

El desconocimiento del déficit de APRT causa a menudo un retraso significativo entre la aparición de los síntomas y el diagnóstico correcto. El diagnóstico se basa principalmente en la identificación de 2,8-DHA examinando los cristales o cálculos. La evaluación de la cristaluria puede ser útil para el diagnóstico. Los cristales y cálculos deben analizarse morfológicamente junto con espectrometría infrarroja y/o cristalografía de rayos X. El diagnóstico puede confirmarse por un análisis de la actividad enzimática en lisados de eritrocitos. No es necesario el test genético para el diagnóstico pero puede ser útil para el cribado familiar.

Frecuentemente se produce una confusión entre los cálculos de 2,8-DHA y los de ácido úrico, ya que ambos son típicamente radiotransparentes. Al contrario que el ácido úrico, los cálculos de 2,8-DHA no responden a tratamiento alcalino. El diagnóstico diferencial también incluye otros cálculos radiotransparentes, como cistina, xantina y fármacos.

El consejo genético es posible pero raramente indicado. Sin embargo, dada la transmisión AR, los hermanos de individuos afectados, incluso si son asintomáticos, debe ser cribados mediante un análisis de ADN o de actividad APRT.

Para prevenir la formación posterior de 2,8-DHA, el tratamiento consiste en dosis diarias de alopurinol (normalmente 10mg/kg por día en niños y 300 mg por día en adultos) siempre con una alta ingesta de líquidos y una dieta baja en purinas. En casos de insuficiencia renal aguda o crónica, las dosis de alopurinol deben reducirse. Los individuos asintomáticos deben ser tratados con alopurinol para prevenir complicaciones renales.

El diagnóstico precoz es clave y el pronóstico depende de la progresión de este trastorno tratable. La terapia con alopurinol previene eficazmente la recurrencia de cálculos. Cuando la función renal disminuye, la terapia con alopurinol consigue una mejora o estabilización en la mayoría de los pacientes.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Guillaume BOLLEE

 



Fuente : Orphanet (Deficiencia de adenina fosforibosiltransferasa)


 

A %d blogueros les gusta esto: