Diabetes mellitus neonatal transitoria

Sinónimos: TNDM

Prevalencia: Desconocido

Herencia: Autosómico recesivo, Autosómico dominante o No aplicable

Edad de inicio o aparición: Prenatal, Neonatal

 

Resumen

La diabetes mellitus neonatal transitoria (DMNT) es una forma genéticamente heterogénea de diabetes neonatal (DMN, ver este término) caracterizada por hiperglucemia de presentación en el período neonatal y que remite durante la infancia, reapareciendo en la mayoría de los pacientes en etapas posteriores de la vida.

Epidemiología

Se estima que la prevalencia de la diabetes neonatal oscila entre 1/95.000 y 1/400.000 nacidos vivos. Alrededor del 50% de los casos de DMN son transitorios (DMNT) y el otro 50% permanentes (DMNP, ver este término). Se ha descrito en todos los grupos étnicos, y afecta por igual a niños y niñas.

Descripción clínica

Las manifestaciones clínicas cardinales incluyen retraso grave del crecimiento intrauterino, hiperglucemia (durante la primera semana de vida comenzando en el período neonatal y resolviéndose, por lo general, antes de los 18 meses de edad) y deshidratación. Las anomalías congénitas más comúnmente descritas son macroglosia y hernia umbilical. Se han descrito un amplio rango de signos clínicos asociados que incluyen dismorfismo facial, sordera y anomalías neurológicas (no epilepsia, por lo general), cardíacas, metabólicas, renales y del tracto urinario. Por lo general, los niños afectados requieren insulina inicialmente, pero la necesidad de ésta disminuye gradualmente con el tiempo. Puede también observarse retraso en el desarrollo y dificultades de aprendizaje. Las mujeres que han sufrido DMNT durante la infancia tienen riesgo de recaída durante el embarazo. Generalmente, la cetoacidosis está ausente (excepto en pacientes con mutaciones en KCNJ11 y ABCC8.

Etiología

La DMNT está causada por alteraciones en 6q24 consistentes en una disomía uniparental paterna, duplicación parcial de origen paterno, o relajación de la impronta materna en 6q24. Todas estas alteraciones inducen a la sobre expresión de genes improntados en el locus 6q24, más probablemente de PLAGL1 (6q24-q25) y HYMAI (6q24.2). Las mutaciones en heterocigosis en los genes KCNJ11 (11p15.1) y ABCC8 (11p15.1) representan el 26% de los casos. También se han descrito mutaciones en homocigosis y heterocigosis compuesta en ZFP57 (6p22.1) como causa de la DMNT.

Métodos diagnósticos

El diagnóstico se basa en los signos clínicos de la DMNT y la hiperglucemia y se confirma por hallazgos de laboratorio que muestran concentraciones anómalas de insulina en plasma y por pruebas genéticas moleculares.

Diagnóstico diferencial

El diagnóstico diferencial incluye la DMN permanente, el síndrome DEND (epilepsia, hipotonía y retraso del desarrollo además de la diabetes mellitus), el síndrome intermedio DEND y el síndrome de Wolcott-Rallison (ver estos términos) así como otras formas sindrómicas de la diabetes mellitus neonatal.

Diagnóstico prenatal

El diagnóstico prenatal requiere la identificación de defectos genéticos específicos en la familia y está disponible clínicamente de forma limitada.

Consejo genético

El árbol genealógico puede ser indicativo de un trastorno asociado a la impronta. Se han descrito casos puntuales con mutaciones de novo, así como patrones de herencia autosómica recesiva y dominante, lo que complica el asesoramiento genético. En el caso de la disomía uniparental (parcial), el riesgo de recurrencia es probablemente cercano a cero. En la duplicación parcial existe el riesgo de recurrencia.

Manejo y tratamiento

El diagnóstico temprano y el tratamiento adecuado resultan cruciales. El tratamiento inicial implica, fundamentalmente, la rehidratación y la administración de insulina intravenosa. Sin embargo, algunos niños no requieren la terapia de insulina. La forma de administración de la insulina puede ser cambiada rápidamente a la vía subcutánea o a la terapia con bomba de insulina continua y discontinuada cuando los niveles de glucosa se han estabilizado. Durante la recaída de la DM, que está pobremente caracterizada, algunos pacientes pueden ser tratados solamente con la dieta pero otros requieren sulfonilurea oral o insulina.

Pronóstico

La rápida normalización del crecimiento se consigue habitualmente con el tratamiento con insulina, alcanzándose una altura y peso normales hacia los dos años de edad. La diabetes puede reaparecer durante la infancia, la pubertad o, en el 85% de los pacientes, más tarde, en la edad adulta. El pronóstico es generalmente bueno pero depende de una rehidratación a tiempo y de un control adecuado de las posibles complicaciones.

 

 


Fuente: Orphanet (Diabetes mellitus neonatal transitoria), revisores expertos:  Pr Michel Polak – última actualización noviembre 2014.


A %d blogueros les gusta esto: