Dengue

Sinónimos: DF

Infección por virus de l Dengue

Prevalencia: 1-9 / 100 000

Herencia:

Edad de inicio o aparición: Cualquier edad

 

Resumen

La fiebre del dengue (DF), causada por el virus del dengue, es una enfermedad por arbovirus caracterizada por manifestaciones febriles iniciales inespecíficas que a veces pueden progresar a formas más graves que se presentan con fuga capilar y hemorragia (fiebre hemorrágica del dengue o DHF) y shock (síndrome de shock por dengue o DSS).

Epidemiología

La DF se encuentra en los trópicos de todo el mundo, especialmente en el Sudeste Asiático, la Región Pacífica y las Américas, con el 40% de la población global en riesgo. Anualmente, se producen en todo el mundo de 50 a 100 millones de casos de DF, 500.000 hospitalizaciones y 20.000 muertes.

Descripción clínica

La gran mayoría de las infecciones por dengue dan lugar a DF, que se caracteriza por la aparición repentina de fiebre, malestar, dolor de cabeza (clásicamente retro-orbital), y mialgia/artralgia, a menudo seguido poco después por una erupción petequial, que puede ser pruriginosa. En la mayoría de casos, los síntomas desaparecen en 7 días sin complicaciones posteriores. Sin embargo, en una pequeña minoría de pacientes, a un breve periodo de desaparición de la fiebre le sigue un empeoramiento de los síntomas abdominales (dolor, nausea, vómitos, diarrea), trombocitopenia, hemorragia (DHF: epistaxis, sangrado de las encías, sangrado gastrointestinal) y un síndrome de fuga capilar (DSS: hemoconcentración, hipoalbuminemia, derrame pleural, shock). El DHF/DSS se observa más a menudo en niños menores de 15 años. El riesgo es mayor con la infección secundaria heteróloga por uno de los cuatro serotipos del virus del dengue, pero la enfermedad puede revestir gravedad en las primeras infecciones.

Etiología

La fiebre hemorrágica vírica está causada por más de 25 virus diferentes. El virus del dengue pertenece a la familia Flaviviridae, género Flavivirus. Se reconocen cuatro serotipos distintos, con diferencias significativas entre cepas. El virus del dengue tiene su reservorio en los humanos y se transmite entre ellos por la picadura de mosquitos infectados, principalmente Aedes aegypti pero también Aedes albopictus. No se ha descrito la transmisión persona-persona.

Métodos diagnósticos

Las modalidades de diagnóstico comunes incluyen test serológicos mediante el ensayo de inmunoabsorción ligado a enzimas (ELISA) y la reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa reversa (RT-PCR). Además puede realizarse un aislamiento del virus en laboratorios especializados. La fase virémica de DF/DHF suele ser breve (los primeros 3-5 días de la enfermedad), después de la cual la detección de anticuerpos IgM contra el dengue, que aparecen de 2 a 4 días después del inicio de la enfermedad, constituye la prueba confirmatoria. Existen en el mercado numerosos ensayos comerciales de ELISA disponibles con diversos grados de sensibilidad y especificidad.

Diagnóstico diferencial

La DF es difícil de diferenciar de otras enfermedades febriles tales como la malaria y la fiebre tifoidea (consulte estos términos), especialmente en el inicio del curso de la enfermedad antes de que aparezcan las erupciones. Para llegar a un diagnóstico de DHF/DSS deben excluirse otras fiebres hemorrágicas víricas, la leptospirosis, las infecciones por rickettsias (consulte estos términos) y la meningococemia.

Manejo y tratamiento

Puesto que no hay un medicamento antiviral disponible para la DF/DHF, el tratamiento es de soporte, siguiendo las directrices para el tratamiento de la septicemia grave. En entornos al aire libre deben utilizarse mosquiteras tratadas con insecticida y paneles divisores y eliminar los sitios de desarrollo larval para prevenir transmisiones futuras.

Pronóstico

La tasa de letalidad de la DF es inferior al 1% pero puede alcanzar un 40% en los casos de DHF/DSS, dependiendo en gran medida de si hay acceso a atención médica avanzada. Los niños y las personas con enfermedades crónicas subyacentes tales como diabetes, enfermedad cardíaca y asma tienen mayor riesgo. La fase más grave de la enfermedad suele durar sólo unos pocos días y los supervivientes normalmente no experimentan secuelas duraderas.

 

 


Fuente: Orphanet (Dengue), revisores expertos:  Dr Daniel Bausch- Andrew Bennett – última actualización diciembre 2012.


Share
A %d blogueros les gusta esto: