Síndrome de Allan-Herndon-Dudley

Sinónimos:    AHDS
Déficit de MCT8
Déficit del transportador de monocarboxilato 8
Déficit intelectual ligado al X – hipotonía

Prevalencia:     <1 / 1 000 000

Herencia: Recesivo ligado al X

Edad de inicio o aparición: Neonatal / infancia

 

Resumen:

El síndrome de Allan-Herndon-Dudley (SAHD) es un síndrome de retraso mental ligado al X, con una afectación neuromuscular caracterizada por una hipotonía, una hipoplasia muscular y un déficit intelectual. Hasta el momento se han descrito en la literatura 89 pacientes provenientes de 25 familias.

La prevalencia es desconocida pero un estudio ha demostrado que 1,4% de los hombres con un déficit intelectual de etiología desconocida presentaban un SAHD. Únicamente los hombres están afectados.

El SAHD se manifiesta por una hipotonía congénita que evoluciona hacia una espasticidad (hiperreflexia, contracturas, signo de Babinski y clonus). Los pacientes presentan igualmente una hipoplasia muscular y una debilidad muscular generalizada que se traduce en dificultad para sostener la cabeza y en un retraso motor. Todos los pacientes presentan una hipotonía y un déficit intelectual grave.

Desde el inicio de la enfermedad se observa un grave déficit motor (retraso en el aprendizaje motor y del lenguaje). Los pacientes no adquieren jamás la autonomía. La facies es característica: boca abierta, labio superior en forma de V invertida, ptosis, orejas anormalmente plegadas, engrosamiento de los tejidos blandos de nariz y orejas, y lóbulos de las orejas picudos.

También son característicos los pies largos, finos y evertidos. Las afectaciones oculares son raras. Pueden darse convulsiones. En ocasiones se da pectus excavatum y escoliosis, tal vez debido a la hipotonía y a la hipoplasia muscular. El SAHD se debe a mutaciones del gen SLC16A2 (Xq13.2), que codifica para el transportador 8 del monocarboxilato (MCT8), un transportador específico de la hormona tiroidea T3.

Se han identificado mutaciones que incluyen sustituciones, deleciones y mutaciones sin sentido y falso sentido. La transmisión es recesiva ligada al X. El diagnóstico se basa en los hallazgos clínicos y en la presencia de una concentración sérica anormal de hormonas tiroideas: hombres con niveles anormalmente altos de T3 libre, pero niveles bajos o normales de T4 libre y niveles normales de TSH, deben examinarse de mutaciones en el gen SLC16A2. El diagnóstico diferencial incluye los síndromes de retraso mental ligados al X asociados a una ataxia, una paraplejia espástica o una hipoplasia muscular: la diplejía espástica-ataxia Apak, el síndrome de Arena (ver término), la paraplejia espástica de Goldblatt y el retraso mental ligado al X – atetosis – paraplejia espástica.

Puede añadirse a esta lista la enfermedad de Pelizaeus-Merzbacher (ver término) aunque no esté asociada a una hipoplasia muscular. También debe considerarse el síndrome de Snyder-Robinson (ver término) ya que es responsable de una hipoplasia y de una hipotonía. Se debe ofrecer consejo genético a las familias afectadas, que deben saber que un niño tiene un 50% de posibilidades de desarrollar la enfermedad si su madre es portadora de una mutación en el gen SLC16A2 y que una niña tiene un riesgo del 50% de ser portadora si su madre lo es. El diagnóstico prenatal es posible si se ha identificado la mutación en la madre. A día de hoy, no existe tratamiento para el SAHD y el manejo consiste en cuidados paliativos. Aunque varios pacientes hayan alcanzado los 60 años, la esperanza de vida global está comprometida.

 

Revisores expertos:

  • Dr Charles SCHWARTZ

 

Última actualización: Noviembre 2008

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=1315&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=AHDS&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=S-ndrome-de-Allan-Herndon-Dudley–AHDS-&title=S-ndrome-de-Allan-Herndon-Dudley–AHDS-&search=Disease_Search_Simple


Share
A %d blogueros les gusta esto: