Sinónimos: Espectro de trastornos de la biogénesis del peroxisoma

Prevalencia: Desconocido

Herencia: Autósomico recesivo

Edad de inicio o aparición: Infancia, Neonatal

Definición de la enfermedad

Los trastornos de la biogénesis del peroxisoma, el espectro del síndrome Zellweger (PBD-ZSS), son un grupo de trastornos autosómicos recesivos que afectan a la función de los peroxisomas. Se caracteriza por pérdida de audición, degeneración retiniana pigmentaria, disfunción multiorgánica y deterioro psicomotor, y abarca las variantes fenotípicas del síndrome de Zellweger (ZS), la adrenoleucodistrofia neonatal (NALD) y la enfermedad de Refsum infantil (IRD) (consulte estos términos).

Resumen

Epidemiología

La incidencia estimada para los PBD-ZSS es de 1/50.000 nacidos en los Estados Unidos y de 1/500.000 nacidos en Japón.

Descripción clínica

El término PBD-ZSS refleja todo el espectro de la enfermedad observado en las variantes grave, leve e intermedia que fueron descritas antes de que se supiera la etiología ligada al peroxisoma. Los tres subtipos clínicos muestran cierta superposición de gravedad, siendo la ZS la más grave, y la IRG la menos grave. Su diferenciación no es siempre clara en casos individuales de NALD e IRD, por la superposición aludida de sus fenotipos, mientras que los pacientes ZS tienden a tener una presentación más uniforme. Las manifestaciones se inician generalmente poco después del nacimiento o en la infancia e incluyen convulsiones neonatales, hipotonía, rasgos craneofaciales distintivos (facies aplanadas, puente nasal amplio, suturas dehiscentes, fontanela anterior grande), disfunción hepática, y en niños mayores pérdida de audición neurosensorial, distrofia retiniana y retrasos en el desarrollo. Pueden desarrollarse complicaciones adicionales como: insuficiencia suprarrenal, cálculos renales de oxalato de calcio y episodios de hemorragia y sangrado intracraneal, esto último secundario a la disfunción hepática y a la coagulopatía. Los rasgos craneofaciales son más prominentes en ZS, aunque todavía pueden ser reconocibles en NALD e IRD. Recientemente se han reconocido presentaciones atípicas de PBD-ZSS.

Etiología

Las mutaciones encontradas en el 90% de los pacientes PBD-ZSS están en los genes PEX1, PEX6, PEX10, PEX12 o PEX26. Los defectos genéticos en el gen PEX1 (en aproximadamente el 70% de los casos), y la subsiguiente alteración metabólica peroxisomal es la causa más común de PBD-ZSS. Se han encontrado otras mutaciones menos frecuentes en los genes PEX13, PEX14, PEX16, PEX19, PEX2, PEX3, PEX5, y PEX11B que causan la enfermedad. Los dos genes PEX PEX11G and PEX11A no están hasta el momento asociados a la enfermedad. La alteración metabólica produce acumulación de ácidos grasos de cadena muy larga (VLCFAs), que altera el desarrollo neuronal. La acumulación de ácidos biliares tóxicos intermediarios daña el hígado. La disminución de la síntesis de ácido docosahexanoico (DHA) y fosfolípidos éter (plasmalógenos) afecta a las membranas celulares. No hay correlación entre la gravedad de la enfermedad y el gen PEX causante dentro de los 13 genes PEX asociados con PBD-ZSS. Existe sin embargo correlación de la gravedad con la alteración funcional de la proteína PEX codificada (peroxina). Es decir, las mutaciones que codifican peroxinas no funcionales están asociadas a ZS, y mutaciones que codifican peroxinas con función residual están asociadas con fenotipos menos graves.

Fuente: Orphanet (Trastorno de la biogénesis peroxisomal), última actualización agosto 2018.

No hay etiquetas para esta entrada.