La quimioterapia podría elevar el riesgo de cáncer de sangre poco frecuente

Estados Unidos:

Después de la quimioterapia para la mayoría de los tumores sólidos, el riesgo de ciertos cánceres de sangre poco comunes, como el síndrome mielodisplásico relacionado con la terapia o la leucemia mieloide aguda (tMDS / AML), puede ser elevado, según hallazgos recientes. Sin embargo, dado que la mayoría de los datos sobre estos cánceres de sangre raros provienen de estudios pequeños controlados por casos, la asociación no se comprende bien.


Los investigadores del Instituto Nacional del Cáncer especularon si existía una asociación de tMDS / AML con tipos específicos de quimioterapia, incluidos los que se usan actualmente para el tratamiento del cáncer sólido. Como resultado, realizaron un estudio basado en la población basado en solicitantes de registro en el estudio Surveillannce, Epidemiology, End Results (SEER) y Medicare para cuantificar el riesgo de tMDS / AML después de la quimioterapia en los años 2000 y posteriores en adultos en los Estados Unidos . Además, querían correlacionar los riesgos de tMDS / AML con las prácticas de tratamiento de quimioterapia.

El análisis incluyó 1,619 casos de SMD / AML de más de 700,000 adultos de 20 a 84 años diagnosticados con el primer cáncer sólido primario entre 2000 y 2013. Luego, los investigadores examinaron los datos de 165,820 adultos mayores (de 66 a 84 años).

“En la era moderna del tratamiento, la población de pacientes tratados con quimioterapia que están en riesgo de desarrollar tMDS / AML se amplía sustancialmente en comparación con los pacientes tratados en el pasado”, dijo la autora del estudio Lindsay Morton, PhD a MD Magazine. “Esta expansión coincide con un aumento en el uso de la quimioterapia basada en platino, que puede ser muy eficaz para tratar muchos tipos de cáncer, pero también se ha asociado con un mayor riesgo de tMDS / AML”.

La supervivencia global después de un diagnóstico con tMDS / AML fue mala. La mayoría de los pacientes (80%) fallecieron en la mediana de supervivencia de 7 meses.

Los investigadores también descubrieron que entre los pacientes que actualmente reciben tratamiento con quimioterapia, es probable que aproximadamente tres cuartas partes de los casos de SMD / AML diagnosticados en los próximos 5 años estén relacionados con la quimioterapia.

A partir de los datos, Morton y su equipo encontraron que el uso de agentes leucemogénicos conocidos en la quimioterapia inicial, como los compuestos de platino, aumentaron sustancialmente desde el año 2000. El equipo observó que estos ocurrían con mayor frecuencia como cánceres del tracto gastrointestinal, incluidos esófago, estómago, colon y Cánceres de recto con riesgo presente en 22 de 23 tipos de cáncer sólido. Ellos registraron solo el 10% entre 2000 y 2001, pero aumentaron al 81% en 2012 y 2013.

“Estos hallazgos sugieren una expansión sustancial en los pacientes con riesgo de tMDS / AML porque en el pasado, los riesgos excesivos se establecieron solo después de la quimioterapia para los cánceres de pulmón, de mama, de tejidos blandos, de testículos y del sistema nervioso central o del cerebro. “Escribieron los autores del estudio.

En comparación con un estudio realizado de manera similar, con pacientes diagnosticados por primera vez con cáncer entre 1975 y 2008, estos resultados parecían mostrar el doble de pacientes con cáncer sólido tratados con quimioterapia y más del triple de casos de tAML y tMDS.

“Los médicos y los pacientes deben ser conscientes del riesgo de leucemia relacionada con la terapia”, agregó Morton. “Esta investigación enfatiza la importancia de los esfuerzos continuos para minimizar la exposición a la quimioterapia citotóxica sin sacrificar la eficacia. El desarrollo de nuevos agentes efectivos y enfoques de tratamiento del cáncer con menos secuelas tardías (efectos posteriores) también es crítico “.

El equipo estimó que aproximadamente 360,000 adultos que han sobrevivido un año o más después de un diagnóstico de cáncer sólido en 2018 habrán recibido quimioterapia inicial. Para 2023, estiman que 714 tMDS / AML casos podrían atribuirse a la quimioterapia.

En consecuencia, el equipo observó que los riesgos y beneficios del tratamiento deben evaluarse cuidadosamente y que se necesita el desarrollo de enfoques quimioterapéuticos menos tóxicos.

Rachel Lutz

Artículos relacionados: quimioterapia, síndrome mielodisplásico, estudio,

Fuente: http://bit.ly/2AyP8lS

A %d blogueros les gusta esto: