Cáncer infantil: “el objetivo no solo es curar al máximo número de niños sino curarlos bien”

Los proyectos de investigación centran su foco de atención en tratamientos más eficaces y específicos

Cada año se diagnostican entre 1.000 y 1.100 nuevos casos de cáncer en niños, 13 por cada cien mil menores de 15 años, pero gracias a las mejoras en el diagnóstico y el tratamiento cerca del 80% acaban sobreviviendo.

Sin embargo, recibir el alta no significa que el cáncer no vuelva a aparecer, “el 20% de los enfermos pediátricos que fallecen por esta enfermedad es por las recaídas”, señala el Dr. Luis Madero, especialista en Oncología Pediátrica, jefe de Servicio de Oncohematología del Hospital Infantil Universitario Niño Jesús y del Hospital Universitario Quirón Pozuelo, en declaraciones a ConSalud.es. En este sentido, cobra especial importancia el seguimiento específico e individualizado de cada niño una vez superada la enfermedad.

El cáncer infantil es considerado una enfermedad extremadamente rara

El cáncer infantil es considerado una enfermedad extremadamente rara

Afortunadamente, el cáncer infantil es muy poco frecuente. No obstante, a pesar de considerarse una enfermedad “extremadamente rara”, sigue siendo una de las principales causas de mortalidad infantil. Con el objetivo “no solo de curar al máximo número de niños sino curarlos bien”, el Dr. Madero trabaja día a día con un amplio equipo multidisciplinar de diferentes ámbitos sanitarios.

REGLA DE LOS TERCIOS: SECUELAS PSICOLÓGICAS A LARGO PLAZO

En torno al 20-25% de los adultos supervivientes de cáncer en la infancia sufren secuelas moderadas graves en su aspecto físico. Muchos de estos problemas se derivan de los tratamientos y no de la propia enfermedad, “la medicación que el paciente recibió puede producirle cardiopatías, trastornos endocrinos o trastornos musculares, entre otros muchos, que le repercuten físicamente a lo largo de su vida”, señala el especialista.

En ocasiones, el cáncer hace madurar al paciente y que afronte la vida de otra manera

En ocasiones, el cáncer hace madurar al paciente y que afronte la vida de otra manera

El cáncer pediátrico no solo afecta a nivel físico. Desde el punto de vista psicológico, el jefe de Oncohematología hace referencia a la ‘regla de los tercios’, “un tercio de los pacientes se queda como está, como si no hubiese desarrollado cáncer; otro tercio, no es el que cáncer le venga bien, pero le hace madurar y enfrentarse a acontecimientos vitales de otra manera; por último, existe un tercio al que, desgraciadamente, el cáncer le marca psicológicamente para mal”.

TRATAMIENTOS MÁS EFICACES Y DE MENOR INTENSIDAD

El tratamiento del cáncer infantil evoluciona favorablemente. En la actualidad, las investigaciones en esta materia centran su foco de atención en la búsqueda de tratamientos eficaces, que hagan el menor daño probable, “el objetivo no es otro que tratar a los enfermos con la menor intensidad para conseguir que tengan las menores secuelas posibles”, concluye Madero.

Marisol Díaz

Artículos relacionados: cáncer infantil, tratamientos, diagnóstico,

Fuente: http://bit.ly/2GPp6Pn

A %d blogueros les gusta esto: