El anticuerpo sintético protege rápidamente a los ratones y monos del Zika

Un anticuerpo monoclonal codificado por ADN previene la infección por Zika en ratones y primates no humanos, informan los investigadores el 5 de abril en la revista Molecular Therapy. Las inyecciones de ADN sintético que codifican el potente anticuerpo monoclonal anti-Zika ZK190 dieron como resultado una alta producción de ZK190 durante semanas o meses, controlando efectivamente la infección en todos los animales. La nueva plataforma para la administración y expresión de genes de anticuerpos monoclonales, llamada DMAb-ZK190, puede ser valiosa para conferir protección preventiva rápida y transitoria contra la infección por Zika en poblaciones de alto riesgo.

“Los estudios DMAb-ZK190 son la primera demostración del control de la infección por el virus Zika utilizando un enfoque de ácido nucleico sintético para la administración de genes de anticuerpos”, dice el autor principal del estudio, David Weiner, vicepresidente ejecutivo, director del Centro de Vacunas e Inmunoterapia y W.W. Smith Charitable Trust Profesor de Investigación del Cáncer en el Instituto Wistar. “Además, esta es la primera evidencia de que tal enfoque puede ser eficaz en un primate no humano. Nuestro estudio representa un importante paso adelante para la entrega de DMAb sintético, con el objetivo de la traducción humana”.

El zika es un virus transmitido por mosquitos que se ha convertido en un importante problema de salud pública mundial, con más de dos mil millones de personas en riesgo. La infección por el virus del Zika conlleva riesgos significativos durante el embarazo, lo que resulta en graves defectos de desarrollo en los recién nacidos. También se han observado síntomas neurológicos en un subconjunto de adultos infectados. Actualmente, no existe una vacuna o medicina específica para el Zika. Las intervenciones preventivas rápidas para el virus del Zika son una necesidad mundial apremiante para las personas que viven en países endémicos, viajeros y otras poblaciones de alto riesgo.

Las personas que se recuperan de una infección desarrollan anticuerpos que protegen específicamente contra el virus Zika. Sin embargo, el uso de anticuerpos monoclonales para prevenir la infección es costoso y desafiante debido a las limitaciones de administración y fabricación. Este enfoque requiere altas dosis y largos tiempos de infusión, así como almacenamiento en cadena de frío y estabilidad de anticuerpos a largo plazo. El suministro in vivo de ácido nucleico sintético que codifica genes de anticuerpos monoclonales diseñados representa un posible enfoque alternativo con un gran potencial para aliviar estos desafíos críticos.

“La gran capacidad de codificación de proteínas del ADN sintético se puede combinar con los últimos avances en la transfección de células in vivo para entregar, en este caso, secuencias de ADNc de anticuerpos totalmente codificadas que guiarán la producción de anticuerpos por las propias células del cuerpo”, dice Weiner. “Nuestra plataforma tiene ventajas en la fabricación, el costo, la estabilidad de la temperatura y el almacenamiento de una molécula biológica codificada de este tipo. Estas representan características críticas para mejorar potencialmente la accesibilidad de los productos biológicos basados ​​en anticuerpos a nivel mundial”.

Para probar este enfoque, los investigadores inyectaron DMAb-ZK190 en los músculos de las piernas de ocho ratones y luego expusieron a los animales a una dosis letal del virus Zika. Cabe destacar que el anticuerpo monoclonal proporcionó una protección del 100% contra la mortalidad y los signos de enfermedad. DMAb-ZK190 también está completamente protegido contra el daño testicular y la atrofia después de la exposición a una dosis alta o baja del virus Zika.

Si bien la infección por el virus del Zika no es letal en primates no humanos, tres inyecciones secuenciales de DMAb-ZK190 en macacos rhesus tuvieron un efecto positivo en el control de la infección en los cinco animales y redujeron significativamente las cargas virales en cuatro animales. DMAb-ZK190 logró altos niveles de expresión que persistieron durante más de 10 semanas en ratones y más de 3 semanas en primates no humanos.

“Estos datos respaldan la evaluación adicional de DMAbs en general y hacen avanzar esta estrategia para su traducción a humanos”, dice Weiner. “Si bien estamos entusiasmados de haber logrado la expresión in vivo del anticuerpo codificado por ADN, así como la protección contra el ataque viral, el trabajo adicional será importante para la expresión y la longevidad de este enfoque en primates no humanos. Nos estamos enfocando fuertemente en mejorar los parámetros de la expresión de DMAb a través de ingeniería genética adicional y de mejoras en la plataforma en modelos animales adicionales “.

Cell Press

Artículos relacionados: Zika, anticuerpo monoclonal, protección,

Fuente: http://bit.ly/2Z1gBY6

A %d blogueros les gusta esto: