Esclerosis múltiple y Esclerosis lateral amiotrófica: ¿Cómo difieren?

La esclerosis múltiple (EM) comparte varias similitudes con la esclerosis lateral amiotrófica (ELA), pero las diferencias clave en las dos enfermedades determinan mucho sobre el tratamiento y las perspectivas.


Similitudes

Tanto la EM como la ELA son enfermedades neurodegenerativas que atacan el sistema nervioso central y afectan los nervios y músculos, lo que afecta la capacidad de movimiento de una persona.

Tanto la EM como la ELA llevan a problemas de memoria y deterioro cognitivo, y ninguna de las enfermedades tiene cura.

Ambas condiciones causan cicatrización o endurecimiento alrededor de las células nerviosas llamadas esclerosis, pero la diferencia radica en la forma en que se produce la esclerosis.

En las primeras etapas, varios síntomas de ALS y MS pueden ser similares, como rigidez muscular, espasmos musculares, dificultad para caminar y fatiga. Pero a medida que avanza cada enfermedad, las diferencias entre los dos se hacen evidentes.


Diferencias


Etiología

La EM es una enfermedad autoinmune que hace que el cuerpo ataque la vaina de mielina que aísla las fibras de las células nerviosas en el cerebro y la médula espinal. En contraste, la ELA es una enfermedad de las neuronas motoras que afecta principalmente a las células neuronales motoras reales en el cerebro y la médula espinal.


Esclerosis

La esclerosis en la esclerosis múltiple es causada por una descomposición de la mielina. Cuando ocurre la desmielinización, las señales del cerebro a otras partes del cuerpo se interrumpen.

En la ELA, la esclerosis daña las neuronas motoras, lo que hace que la vaina de mielina se vuelva más dura. Esto conduce a la pérdida de control de las funciones motoras y al desgaste muscular.


Curso de la enfermedad

A diferencia de la ELA, el curso de la EM es impredecible y difiere de persona a persona. La gravedad, la tasa de progresión y los síntomas específicos de la EM no se pueden predecir en el momento del diagnóstico.
Etapas tardías

En etapas posteriores de la EM, la movilidad se ve afectada principalmente, pero rara vez deja a las personas completamente debilitadas. En las últimas etapas de la ELA, los pacientes están completamente debilitados y paralizados.
Funciones afectadas

A diferencia de la ELA, que afecta solo a los nervios involucrados en el movimiento, la EM también puede afectar los nervios que controlan los sentidos (gusto, olfato, tacto y vista) y la vejiga. La EM también puede tener un impacto en la salud mental y emocional, y causar sensibilidad a la temperatura.

Los pacientes con EM tienden a experimentar un mayor deterioro mental, mientras que los pacientes con ELA por lo general presentan dificultades físicas.


Fatalidad

La EM no es una enfermedad mortal. Se espera que la mayoría de los pacientes tengan una vida útil normal o casi normal. En contraste, la ELA es una enfermedad mortal con una esperanza de vida promedio de aproximadamente tres a cinco años después del diagnóstico.


Género

La EM es más común en las mujeres y la ELA es más común en los hombres. La razón exacta de esto no se conoce.


Años

La EM generalmente se encuentra antes en la vida que la ELA. La EM se diagnostica con mayor frecuencia en personas de 20 a 50 años, mientras que la ELA se diagnostica con mayor frecuencia en personas de 40 a 70 años.


Herencia

No se cree que la EM sea una enfermedad genéticamente heredada, aunque las personas generalmente tienen un mayor riesgo de desarrollar la enfermedad si un pariente cercano (madre, padre o hermano) tiene EM. En contraste, alrededor del 10 por ciento de los casos de ALS son causados ​​por genes mutados transmitidos directamente de los padres.


Incidencia

La EM es más común que la ELA. En los EE. UU., Se estima que 20,000 personas tienen ELA, mientras que más de 400,000 personas viven con EM.

Nota: Multiple Sclerosis News Today es estrictamente un sitio web de noticias e información sobre la enfermedad. No proporciona consejo médico, diagnóstico o tratamiento. Este contenido no pretende ser un sustituto del consejo, diagnóstico o tratamiento médico profesional. Siempre busque el consejo de su médico u otro proveedor de salud calificado con cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una condición médica.

Artículos relacionados: ELA, EM, enfermedades neurodegenerativas,

Fuente: http://bit.ly/2v6pTUQ

A %d blogueros les gusta esto: