Neuropatía óptica hereditaria de Leber

Sinónimos: Atrofia óptica de Leber
LHON
NOHL

Prevalencia: 1-9 / 100 000

Herencia: Herencia mitocondrial

Edad de inicio o aparición: Adolescencia / Edad adulta

 

Resumen:

La neuropatía óptica hereditaria de Leber (LHON) es una enfermedad mitocondrial neurodegenerativa que afecta al nervio óptico y que se caracteriza por una pérdida súbita de la visión en los adultos jóvenes que son portadores.

No se conoce con exactitud su prevalencia, pero está estimada en torno a 1/15.000 – 1/50.000 en todo el mundo.

Entre los 18 y los 30 años se observa con frecuencia una pérdida de visión central aguda o subaguda, brusca e indolora. Afecta a ambos ojos simultáneamente o de forma secuencial, con pérdida de visión en el segundo ojo semanas o meses después. Por lo general, la pérdida de visión presenta un desarrollo subagudo (a lo largo de un periodo de varias semanas) y después se estabiliza. Sin embargo, en muchos pacientes aumenta el tamaño de su escotoma central lo que, al cabo de unos años, provoca un grado más profundo de ceguera. También pueden darse otros signos neurológicos. Estas anomalías se conocen como Leber “plus”, e incluyen trastornos motores, distonía, temblor postural y ataxia cerebelosa.

La LHON está causada por mutaciones en el ADN mitocondrial (ADNmt). Más del 90% ocurren en las posiciones 11778, 3460 o 14484. Todas producen alteraciones en los genes MT-ND1, MT-ND4 y MT-ND6 del complejo I de la cadena respiratoria mitocondrial. Puesto que la LHON se observa con más frecuencia en varones y que no todos los individuos con estas mutaciones en el ADNmt desarrollan la enfermedad (penetrancia incompleta), otros factores genéticos o epigenéticos pueden tener un efecto en el desarrollo de la misma.

El diagnóstico se basa en un examen oftalmoscópico. También son signos de la LHON: inflamación de la papila óptica, tortuosidad vascular, telangiectasias peripapilares, microangiopatía y escotomas centrales en estudio del campo visual. Una tomografía de coherencia óptica (TCO) confirma la inflamación de la capa de fibras nerviosas de la retina. También se observa discromatopsia rojo-verde en la prueba de visión de color y pseudopapiledema durante la angiografía con fluoresceína. En el test de Snellen, es normal una puntuación de 20/200 o inferior.

La neuritis óptica, un signo común de la esclerosis múltiple, es una de las primeras enfermedades a descartar. También deben excluirse otras neuropatías ópticas genéticas como el síndrome de Wolfram, así como la forma clásica de la atrofia óptica autosómica dominante.

Puesto que la LHON se hereda por vía materna, las madres portadoras pasarán la mutación a todos sus hijos, mientras que los padres portadores no lo harán. La mutación puede detectarse mediante un análisis genético, pero esto no implica que la enfermedad vaya a manifestarse.

De momento no existe una cura para la LHON. El principal cuidado general son ayudas para la baja visión. Varios compuestos han mostrado resultados positivos en la recuperación de la visión. Con la Idebenona (designada como medicamento huérfano para esta enfermedad en 2007), un análogo sintético de la coenzima Q10, se mejoró la visión al cabo de un año. En la actualidad también se están probando quinonas de tercera generación. Es importante que los pacientes se abstengan de tomar alcohol, tabaco y ciertos antibióticos que también interfieren con la fosforilación oxidativa mitocondrial.

La edad de aparición de los síntomas (los pacientes jóvenes tienen un mejor pronóstico) y la mutación responsable (los pacientes con mutaciones en MT-ND6 presentan las mayores tasas de recuperación) son factores que determina la evolución de la enfermedad. Algunos pacientes, especialmente aquellos con una mutación 14484, muestran una recuperación espontánea parcial 1-2 años tras la aparición. Un 30-50% de los hombres portadores y un 80-90% de las mujeres portadoras no presentarán ceguera. La ceguera total (ausencia de percepción de la luz) es poco común. Así como la mejora en el campo visual suele ser incompleta, la recuperación de la agudeza visual puede ser espectacular.

 

Revisores expertos

 

  • Pr A SADUN

 

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=167&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Atrofia–ptica-de-Leber&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Neuropat-a–ptica-hereditaria-de-Leber–Atrofia–ptica-de-Leber-&title=Neuropat-a–ptica-hereditaria-de-Leber–Atrofia–ptica-de-Leber-&search=Disease_Search_Simple


Share

Un comentario sobre “Neuropatía óptica hereditaria de Leber

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: