Carcinoma nasofaríngeo

Sinónimos:

Prevalencia: Desconocido

Herencia: Esporádica

Edad de inicio o aparición: Variable

 

Resumen

El carcinoma nasofaríngeo (CNF) es un tumor que se origina en las células epiteliales que cubren la superficie y revisten la nasofaringe. La incidencia anual es de 1/100.000 en los países occidentales. La incidencia es más alta en las poblaciones chinas y tunecinas. Aunque es una enfermedad rara, el CNF representa casi una tercera parte de los neoplasmas nasofaríngeos de la niñez.

Los tres subtipos de carcinoma nasofaríngeo reconocidos según la clasificación de la Organización Mundial de la Salud son: 1) carcinoma de células escamosas, que se presenta con más frecuencia en la población de mayor edad; 2) carcinoma no queratinizado; 3) carcinoma indiferenciado. El tumor puede extenderse dentro o fuera de la nasofaringe hasta la otra pared y/o superior y posteriormente hacia la base del cráneo o paladar, de la cavidad nasal u orofaringe. Desde aquí, entonces, hace metástasis a los nódulos linfáticos cervicales.

La linfadenopatía cervical es la presentación inicial en muchos pacientes, y el diagnóstico del carcinoma nasofaríngeo se hace a menudo a través de la biopsia de los ganglios linfáticos. Síntomas relacionados con el tumor primario incluyen trismo, dolor, otitis media, regurgitación nasal debido a paresia del paladar blando, pérdida auditiva y parálisis de los nervios craneales. El aumento del tamaño puede producir obstrucción o sangrado así como “tono nasal”. Los factores etiológicos incluyen el virus Epstein-Barr (EBV), susceptibilidad genética y consumo de alimentos con posibles carcinógenos, como las nitrosaminas volátiles.

Los métodos de diagnóstico incluyen la nasofaringoscopia indirecta para determinar el tumor primario, la evaluación clínica del tamaño de los nódulos linfáticos cervicales y la biopsia de los nódulos linfáticos o del tumor primario para examen histológico. Otros lugares potenciales de metástasis se pueden estudiar mediante examen neurológico de los nervios craneales, tomografía computarizada (CT) / resonancia magnética por imagen (MRI) de la cabeza y del cuello, radioterapia de pecho y escintigrafía ósea. El ADN y el antígeno viral de la cápside del virus EBV pueden detectarse en el suero.

El programa de tratamiento recomendado consiste en 3 ciclos de quimioterapia neo-adyuvante, irradiación e interferón (IFN-beta) adyuvante. La presencia de linfadenopatía implica que la enfermedad se ha propagado más allá del sitio primario. Sin embargo, en la niñez, la detección de metástasis de los nódulos linfáticos cervicales no afecta negativamente el pronóstico. Los factores que se asocian a un pronóstico pobre son la afectación de la base del cráneo, extensión del tumor primario y la afectación del nervio craneal.

 

Revisores expertos

 

  • Dr Bernadette BRENNAN

 

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=1063&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Carcinoma-nasofar-ngeo&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Carcinoma-nasofar-ngeo&title=Carcinoma-nasofar-ngeo&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: