Deficiencia de leucotrieno C4 (LTC4) sintetasa

Sinónimos: Deficiencia de L-CPT1
Deficiencia de L-CPTI
Déficit de CPT-1A
Déficit de carnitina palmitoiltransferasa 1 hepática
Déficit de carnitina palmitoiltransferasa I hepática
Déficit de carnitina palmitoiltransferasa IA

Prevalencia: <1 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Autosómico recesivo

 

Resumen

El déficit de carnitina palmitoiltransferasa 1ª (CPT-1A) es un error congénito del metabolismo que afecta a la oxidación mitocondrial de los ácidos grasos de cadena larga (AGCL) en hígado y riñones, y que se caracteriza por ataques recurrentes de hipoglucemia hipocetósica por ayuno y riesgo de insuficiencia hepática.

Desde que se describió la enfermedad en 1981, se han registrado menos de 50 casos. El déficit de CPT-1A se manifiesta entre el nacimiento y los 18 meses de vida con ataques recurrentes de hipoglucemia hipocetósica de gravedad variable, desencadenados por ayuno o por enfermedades intercurrentes, que pueden provocar graves secuelas neurológicas. Los pacientes pueden presentar también una encefalopatía hepática con pérdida de conciencia, convulsiones, coma o, incluso, muerte súbita. Puede existir riesgo de progresión a insuficiencia hepática. Los pacientes también pueden presentar acidosis tubular.

EL déficit de CPT-1A está causado por mutaciones en el gen CPT1A que codifica para la isoforma hepática de la enzima CPT1, ubicada en la membrana mitocondrial externa, y cuya función es la de conjugar los AGCL a la carnitina. Esto permite la transferencia de los AGCL desde el citosol a la mitocondria donde serán oxidados. La enzima CPT1 tiene 3 isoformas con expresión específica de tejido y que están codificadas por genes diferentes: la isoforma ‘L’, expresada en hígado y riñón por el gen CPT1A, la ‘M’, sintetizada en músculo cardiaco y esquelético por el gen CPT1B (22qter), y la isoforma tipo cerebro, expresada por el gen CPT1C gene (19q13). No se han descrito casos clínicos de déficit de las isoformas de músculo o de tipo cerebro. Se ha descrito una variante genética de CPT1A (que resulta en un cambio de la proteína P479L) muy común en personas de origen inuit de Alaska y Groenlandia y en algunos nativos americano de Canadá.

La importancia de esta variante no se ha establecido todavía y el riesgo de enfermedad grave asociada como resultado de la variante es incierto. Durante las crisis metabólicas, los análisis de sangre revelan hipoglucemia, niveles elevados de carnitina y transaminasas hepáticas en plasma, e hiperamonemia leve. Los análisis de orina pueden mostrar niveles inusualmente bajos de cetonas y aciduria dicarboxílica de cadena media. En condiciones normales, los niveles totales de carnitina libre pueden ser elevados, pero el resto de pruebas metabólicas serán normales.

El análisis molecular y la evidencia de un déficit de enzima por ensayo de CPT-1A (reducción al 5-20% de la actividad normal de la CPT1) en hígado, linfocitos y fibroblastos cultivados, confirman el diagnóstico. El diagnóstico diferencial incluye trastornos de los ácidos grasos y de la cetogénesis, como el déficit de acil-CoA deshidrogenasa de ácidos grasos de cadena media (ver término) y otros trastornos de oxidación de AGCL, como el déficit de carnitina palmitoiltransferasa II y el síndrome de Reye (ver términos).

El diagnóstico prenatal es posible si se han identificado las mutaciones en el individuo afectado. La transmisión es autosómica recesiva. Debe proponerse consejo genético a los padres de un afectado, informándoles de que su descendencia tiene un 25% de posibilidades de heredar las mutaciones responsables de la enfermedad.

El tratamiento consiste principalmente en evitar el ayuno. Pueden considerarse medidas adicionales como los alimentos durante la noche con maicena cruda a lo largo de la infancia y/o una dieta baja en grasas complementada con triglicéridos de cadena media que pueden ser metabolizados por las mitocondrias independientemente del ciclo de la carnitina. Es necesaria una vigilancia de las enzimas y de la función hepáticas. Si se trata, el pronóstico es bueno ya que se puede evitar los daños neurológicos causados por la hipoglucemia recurrente.

 

Revisores expertos

  • Pr Michael BENNETT
  • Dr Charles STANLEY

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=1215&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Deficiencia-de-L-CPTI&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Deficit-de-carnitina-palmitoiltransferasa-1A–Deficiencia-de-L-CPTI-&title=Deficit-de-carnitina-palmitoiltransferasa-1A–Deficiencia-de-L-CPTI-&search=Disease_Search_Simple


 

A %d blogueros les gusta esto: