Enfermedad de almacenamiento de glucógeno por déficit de glucosa-6-fosfatasa

Sinónimos: Déficit de G6P
Enfermedad de Von Gierke
Enfermedad de almacenamiento de glucógeno por déficit de G6P
Enfermedad de almacenamiento de glucógeno tipo 1
GSD por déficit de G6P
GSD tipo 1
Glucogenosis hepatorrenal
Glucogenosis tipo 1

Prevalencia: Desconocido

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Neonatal / infancia

 

Resumen

La glucogenosis por déficit de glucosa-6-fosfatasa (G6P) o enfermedad del almacenamiento del glucógeno (EAG) tipo I, es un grupo de enfermedades metabólicas hereditarias que incluye los tipos a y b (ver estos términos), y que se caracteriza por una baja tolerancia al ayuno, retraso del crecimiento y hepatomegalia por acumulación del glucógeno y grasa en el hígado. La prevalencia es desconocida. La incidencia anual es próxima a 1/100.000 nacimientos. El tipo a afecta al 80% de los pacientes.

La existencia de otros tipos (c, d) no ha sido confirmada. La enfermedad puede manifestarse desde el nacimiento por hepatomegalia o, más frecuentemente, a los tres o cuatro meses por síntomas de hipoglucemia inducida por ayuno.

Los pacientes presentan: hígado agrandado, retraso del crecimiento, osteopenia, a veces osteoporosis, cara redonda, nefromegalia y epistaxis frecuente debido a disfunción plaquetaria. Además, en el tipo b una neutropenia y una disfunción neutrófila son responsables de infecciones y de una enfermedad inflamatoria intestinal. Las complicaciones tardías son hepáticas (adenomas y más raramente hepatocarcinoma) y renales (proteinuria y en ocasiones insuficiencia renal).

La enfermedad es debida a una disfunción en el sistema de la G6P, un paso clave en la regulación de la glucemia. Las mutaciones en el gen G6PC (17q21) causan déficit de la subunidad catalítica G6P-alfa restringida a la expresión en hígado, riñón e intestino (tipo a), y mutaciones en el gen SLC37A4 (11q23) causan un déficit del transportador G6P (G6PT) o G6P translocasa expresado ubicuamente (tipo b). La transmisión es autosómica recesiva.

El diagnóstico se basa en el cuadro clínico y en los niveles de glucemia y lactacidemia postprandiales (hiperglucemia e hipolactacidemia), y tras un ayuno de tres o cuatro horas (hipoglucemia e hiperlactacidemia). Los niveles séricos de ácido úrico, triglicéridos y colesterol están incrementados. No hay respuesta glucémica al glucagón. El análisis genético molecular confirma el diagnóstico. La medida de la actividad G6P mediante la biopsia de hígado se efectúa raramente.

El diagnóstico diferencial incluye otras glucogenosis, en particular la glucogenosis por déficit de enzima ramificante del glucógeno (déficit de GBE) o GSD tipo III (ver estos términos) pero en este caso, la glucemia y lactacidemia postprandiales están elevadas y en el ayuno están disminuidas. Puede evocar tumores primarios en el hígado y síndrome de Pepper (metástasis hepática de neuroblastoma) aunque pueden descartarse fácilmente a través de la información clínica y de una ecografía.

El diagnóstico prenatal es posible mediante el análisis molecular de amniocitos o del trofoblasto. Debe proponerse consejo genético. El tratamiento debe evitar la hipoglucemia (comidas frecuentes, alimentación enteral nocturna mediante sonda nasogástrica, y almidón crudo vía oral), la acidosis (toma restringida de fructosa y galactosa, suplementación oral con bicarbonato), la hipertrigliceridemia (dieta, colestiramina, estatinas), la hiperuricemia (alopurinol) y las complicaciones hepáticas.

La detección de una microalbuminuria debe llevar a una protección del riñón mediante el uso de inhibidores de la enzima de conversión. La osteoporosis puede requerir bifosfonatos. El trasplante de hígado, en caso de escaso control metabólico o hepatocarcinoma, corrige la hipoglucemia, pero el alcance renal puede continuar progresando y la neutropenia no siempre se corrige en el tipo b. El trasplante de riñón puede realizarse en caso de fallo renal grave. Los injertos de hígado-riñón pueden realizarse en pocos casos. Con el tratamiento adecuado, el pronóstico es mejor: los pacientes tienen una esperanza de vida casi normal.

 

Revisores expertos

  • Pr Philippe LABRUNE

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=645&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Deficit-de-G6P&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Enfermedad-de-almacenamiento-de-gluc-geno-por-deficit-de-glucosa-6-fosfatasa–Deficit-de-G6P-&title=Enfermedad-de-almacenamiento-de-gluc-geno-por-deficit-de-glucosa-6-fosfatasa–Deficit-de-G6P-&search=Disease_Search_Simple


Share
A %d blogueros les gusta esto: