Enfermedad de Tay-Sachs

Sinónimos: Déficit de hexosaminidasa A
Gangliosidosis-GM2, variante B, B1

Prevalencia: Desconocido

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Variable

 

Resumen

La gangliosidosis GM2, variante B o enfermedad de Tay-Sachs se caracteriza por la acumulación de gangliósidos G2 debida a una deficiencia en hexosaminidasa A.

La prevalencia es de 1 de cada 320.000 nacimientos vivos.

Se han descrito tres variantes en función de la edad de inicio de la enfermedad.

La forma infantil (tipo 1) se inicia entre los 3 y los 6 meses de edad. El síntoma más temprano son continuos sobresaltos en respuesta a los ruidos. El retraso sicomotor aparece más allá de los 8 meses con hipotonía, amaurosis y megalencefalia. Puede presentarse una mancha de color rojo cereza en la mácula, aunque no es específica.

La debilidad muscular progresa y acaba en parálisis. Este trastorno degenera en un estadio de descerebración con desenlace fatal durante la infancia. La actividad enzimática de la hexosaminidasa A es o bien extremadamente baja o bien totalmente ausente tanto en leucocitos como en fibroblastos en cultivo obtenidos por biopsia de piel.

En la forma juvenil (tipo 2), el inicio de la enfermedad se da entre los 2 y 6 años, con ataxia, trastornos del comportamiento y una pérdida progresiva de las capacidades intelectuales que conducen a un estado de descerebración y muerte alrededor de los 15 años de edad. La disminución de la actividad de la hexoaminidasa A es menos acusada que en la forma infantil.

La forma adulta crónica (tipo 3) puede comenzar alrededor de los 10 años de edad aunque a menudo el trastorno no se diagnostica hasta la edad adulta. Hay dos formas clínicas diferentes.

La primera es similar a la forma atípica de la enfermedad de Friedrich, con ataxia espinocerebelar pero sin afectación cardiaca u ósea, como escoliosis o pies planos.

La segunda forma clínica es la amiotrofia espinal juvenil, similar al síndrome de Kugelberg-Welander. Es posible que haya una afectación de las capacidades mentales y del comportamiento. Existe una deficiencia en hexoaminidasa A. La enfermedad de Tay-Sachs se transmite de forma autosómica recesiva. El gen responsable (HEXA) codifica para la subunidad alfa de la hexoaminidasa A y se localiza en el cromosoma 15(15q23).

En las poblaciones con riesgo elevado (descendientes de judíos ashkenazi) es recomendable la determinación de individuos heterocigotos y proceder al diagnóstico prenatal. Se han descrito dos variantes de la enfermedad. En la gangliosidosis GM2, variante B1, los signos clínicos son idénticos a aquellos que se encuentran en las formas juvenil y adulta de la variante B. La deficiencia en hexoaminidasa A sólo puede detectarse con un sustrato artificial específico, éste difiere del utilizado en la variante B. La gangliosidosis GM2 variante AB es de tipo Tay-Sachs pero la actividad de la hexoaminidasa A es normal. La deficiencia es de un activador enzimático necesario para la hidrólisis de GM2. El gen codificante para esta proteína se localiza en el cromosoma 5(5q31). No hay un tratamiento efectivo para la enfermedad de Tay-Sachs aunque pueden administrarse antiepilépticos. Actualmente se está investigando un tratamiento para las formas de progresión lenta dirigido a inhibir la síntesis de gangliósidos (Miglustat).

 

Revisores expertos

  • Dr Nicole BAUMANN
  • Dr J TURPIN

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=888&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Deficit-de-hexosaminidasa-A&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Enfermedad-de-Tay-Sachs–Deficit-de-hexosaminidasa-A-&title=Enfermedad-de-Tay-Sachs–Deficit-de-hexosaminidasa-A-&search=Disease_Search_Simple


Share
A %d blogueros les gusta esto: