Metahemoglobinemia hereditaria recesiva tipo 1

Sinónimos: Déficit de NADH-citocromo-b5-reductasa tipo 1
Déficit de NADH-diaforasa tipo 1

Prevalencia: Desconocido

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Neonatal / infancia

 

Resumen

La metahemoglobinemia congénita autosómica recesiva de tipo 1, también conocida como metahemoglobinemia hereditaria recesiva de tipo 1 (MCR tipo 1/MHR tipo 1), es un trastorno raro de los glóbulos rojos, caracterizado por concentraciones altas de metahemoglobina y cianosis desde el nacimiento.

La prevalencia es desconocida, pero más de 50 casos han sido descritos en la literatura hasta el momento.

La cianosis desde el nacimiento es el único síntoma y se tolera bien. Esta asociado a ligeros dolores de cabeza, fatiga y falta de aliento durante el ejercicio. La MCR tipo 1 está causada por mutaciones en el gen CYB5R3 (22q13.31-qter) que codifica para la enzima NADH-citocromo b5 reductasa (Cb5R). En la MCR de tipo 1, la deficiencia de la Cb5R se limita a los eritrocitos, mientras que en la forma más grave de la enfermedad, MCR o MHR de tipo 2 (ver este término), hay una pérdida global de la función de la Cb5R.

Los tres principales métodos de diagnóstico son: el análisis espectrofotométrico de la proporción de metahemoglobina presente en los glóbulos rojos circulantes, la determinación de la actividad de Cb5R en los glóbulos rojos y el análisis de la secuencia de ADN de los dos alelos del gen CYB5R3.

El diagnóstico diferencial principal es la MCR de tipo 2. Como ambas enfermedades: MCR de tipo 1 y 2, se manifiestan fenotípicamente por una cianosis desde el nacimiento, es difícil distinguirlas hasta que las diferencias en el desarrollo cognitivo se manifiestan, por lo general alrededor de la edad de cuatro meses. Otras causas de cianosis (problemas cardíacos o funcionales, o ingesta de sustancias oxidantes) también deben de ser consideradas.

Los tests enzimáticos y genéticos en ambos progenitores son útiles para establecer el modo de transmisión, así como el tipo de enfermedad. En casos graves de metahemoglobinemia, el tratamiento elegido es el azul de metileno, sólo o en combinación con ácido ascórbico. A pesar de que el ácido ascórbico reduce la metahemoglobina inmediatamente, la velocidad de la reacción es más lenta que la del tratamiento combinado. En los casos moderados, el ácido ascórbico sólo es suficiente para atenuar la cianosis. Al contrario, el azul de metileno estimula la producción de substrato reducido de NADPH, actuando directamente sobre la vía de las pentosas fosfato de los glóbulos rojos.

La enfermedad está asociada a una esperanza de vida normal, con fatiga y disnea como únicos síntomas principales. Generalmente, la mayoría de pacientes toleran bien su enfermedad, incluso aquellos con niveles de metahemoglobina que llegan al 40%.

 

Revisores expertos

  • Pr Terry LAPPIN
  • Dr Melanie PERCY

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=16880&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Deficit-de-NADH-citocromo-b5-reductasa-tipo-1&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Metahemoglobinemia-hereditaria-recesiva-tipo-1–Deficit-de-NADH-citocromo-b5-reductasa-tipo-1-&title=Metahemoglobinemia-hereditaria-recesiva-tipo-1–Deficit-de-NADH-citocromo-b5-reductasa-tipo-1-&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: