Displasia oculodentodigital

Sinónimos: Displasia oculodentoósea
Síndrome ODD
Síndrome de Meyer-Schwickerath

Prevalencia: Desconocido

Herencia: Autosómico dominante
Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Infancia
Neonatal

 

Resumen

La displasia oculodentodigital (DODD) se caracteriza por anormalidades craneofaciales, neurológicas, oculares y de las extremidades.

Se han descrito hasta la fecha 250 casos en todo el mundo (raza blanca mayoritariamente).

La enfermedad se caracteriza por una amplia variabilidad fenotípica intra e interfamiliar.

La típica anomalía craneofacial incluye alas nasales delgadas, pequeñas narinas antevertidas y una columela prominente, crecimiento mandibular excesivo, hendidura palatina, y microcefalia. Las manifestaciones esqueléticas consisten en sindactilia (afectando a anular y meñique y/o del segundo al cuarto dedo de los pies), camptodactilia, y clinodactilia debido a una hipoplasia o aplasia de las falanges medias. También pueden darse hiperostosis craneal y huesos tubulares anchos.

Las anomalías oftalmológicas incluyen descenso de la agudeza visual, microftalmia, microcórnea, cataratas, glaucoma, anormalidades del iris y atrofia óptica. Hallazgos oculares menos frecuentes son nistagmus, fisuras palpebrales cortas, pliegues epicánticánticos y estrabismo convergente. La mayoría de pacientes con DODD presentan anomalías en la dentición, tanto primaria como permanente, anodoncia parcial, hipoplasia del esmalte, caries múltiples y pérdida dental precoz.

Los síntomas neurológicos son rasgos inconsistentes pero frecuentes. Incluyen disartria, alteraciones por vejiga neurogénica, paraparesia espástica, ataxia, debilidad del músculo tibial anterior, y apoplejías. Algunos pacientes presentan orejas displásicas y pérdida auditiva de tipo conductivo. Se ha descrito retraso psicomotor leve. La imagen por resonancia magnética (RM) del cerebro puede mostrar anormalidades en la materia blanca. Pueden darse anormalidades del pelo (hipotricosis y crecimiento lento) y uñas quebradizas. Se han descrito anomalías cardiacas, incluyendo arritmias o malformaciones congénitas (comunicación interventricular), aunque no son frecuentes.

En un único caso se documentó hernia umbilical, venas optociliares congénitas e hipoglucemia cetósica recurrente en la infancia.

La DODD es causada por mutaciones heterocigotas en el gen GJA1 (6q22-q23), que codifica para la proteína de enlace gap conexina 43 (Cx43). Se han identificado más de 40 mutaciones causativas. En la mayoría de casos, la DODD se hereda de forma autosómica dominante, con alta penetrancia y expresión variable. Se ha constatado una edad paterna avanzada en casos esporádicos de DODD. Se han documentado cinco familias con, aparentemente, herencia autosómica recesiva, pero este dato debe confirmarse.

El diagnóstico se basa en hallazgos clínicos y puede ser confirmado por análisis moleculares.

Se debe ofrecer consejo genético a todos los pacientes con DODD.

En casos familiares, el riesgo de recurrencia es elevado y deben considerarse análisis prenatales mutacionales.

El diagnóstico diferencial incluye un amplio número de síndromes con manifestaciones neurológicas, dentales, oculares y esqueléticas. El manejo es multidisciplinar. Un seguimiento regular debe incluir examen ocular y evaluación neurológica, dental y auditiva. Puede darse ceguera por glaucoma, por lo que los pacientes en riesgo deben recibir tratamiento antiglaucoma. Para malformaciones severas de las extremidades está indicada la cirugía plástica u ortopédica.

Un reconocimiento temprano del síndrome es crucial en la prevención y el tratamiento de la amplia variedad de manifestaciones clínicas.

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=2471&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Displasia-oculodentodigital&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Displasia-oculodentodigital&title=Displasia-oculodentodigital&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: