Distonía dopa-sensible autosómica dominante

Sinónimos: DRD deficiente en GTPCH1
DYT5a
Distonía dopa-sensible deficiente en GTPCH1
Distonía hereditaria progresiva con marcada fluctuación diurna
HPD con marcada fluctuación diurna
Síndrome de Segawa autosómico dominante

Prevalencia: 1-9 / 1 000 000

Herencia: Autosómico dominante
No aplicable

Edad de inicio o aparición: Infancia

 

Resumen

La distonía sensible a dopa autosómica dominante (DYT5a) es un trastorno neurometabólico raro caracterizado por una distonía de aparición en la infancia que presenta una respuesta notable y mantenida a bajas dosis de levodopa (L-dopa) y que puede estar asociado a parkinsonismo a edades más avanzadas.

La prevalencia europea estimada de la distonía sensible a dopa (DRD; ver este término) oscila entre 1/1.000.000 y 1/200.000. La DYT5a se presenta con más frecuencia que la DRD autosómica recesiva (DYT5b; ver este término).

Normalmente la aparición se produce en la infancia (la edad media es de 6 años), y las niñas son de 2 a 4 veces más propensas a sufrir la enfermedad que los niños. Al inicio, la DYT5a se caracteriza por distonía de las extremidades inferiores, sobre todo con flexión e inversión del pie (pie equinovaro) que derivan en anomalías en la marcha (que pueden provocar traspiés y caídas) con fluctuaciones diurnas; los síntomas empeoran hacia el atardecer y mejoran tras el sueño. El ejercicio físico también puede agravar los síntomas. En raras ocasiones se observan distonía en los brazos, temblor postural en las manos, lentitud de movimientos (bradicinesia) o distonía cervical como síntomas de presentación. En muchos pacientes los reflejos tendinosos profundos exaltados o la extensión distónica del dedo gordo (dedo estriatal) son evidentes al realizar un examen. La enfermedad suele progresar hacia la distonía generalizada, y algunos pacientes, especialmente aquellos en los que la aparición se ha producido en la adolescencia o en la edad adulta, también desarrollan parkinsonismo (que se manifiesta con bradicinesia, rigidez y principalmente temblor postural). No tiene efectos sobre la actividad cognitiva o intelectual. Los pacientes con inicio tardío de la enfermedad presentan un fenotipo más leve. En algunos casos raros se han registrado depresión, ansiedad, alteraciones del sueño y trastorno obsesivo-compulsivo. Sin tratamiento, los adultos pueden sufrir contracturas en las extremidades.

La DYT5a está causada por mutaciones en el gen GCH1 (14q22.1-q22.2), que codifica la GTP-ciclohidrolasa 1 (GTPCH1). Este enzima es fundamental para la biosíntesis de la tetrahidrobiopterina, el cofactor esencial de la tirosina-hidroxilasa, que es el enzima limitante de la velocidad de biosíntesis de dopamina.

El diagnóstico se basa en la presencia de síntomas clínicos característicos y la mejoría considerable y constante de los síntomas con la administración de pequeñas dosis de L-dopa oral. La presencia de concentraciones bajas de biopterina y neopterina totales en el líquido cefalorraquídeo (LCR) es característica de los pacientes con DYT5a. También se observa una reducción de la actividad GTPCH1 en las células sanguíneas. Un análisis genético molecular puede identificar una mutación en el gen GCH1.

Entre los diagnósticos diferenciales se incluyen otras formas de DRD (como la DRD autosómica recesiva), distonía de torsión de inicio precoz, distonía mioclónica, hiperfenilalaninemia, paraplejía espástica hereditaria, parkinsonismo de inicio en el adulto joven (ver estos términos) o parálisis cerebral.

El diagnóstico prenatal es posible en familias con una mutación conocida en GCH1.

La DYT5a se hereda como carácter autosómico dominante, pero a causa de su penetrancia incompleta en función del sexo, no todos los individuos con una mutación presentarán el fenotipo de la enfermedad. Aproximadamente, entre el 30 % y el 50 % de los pacientes con DRD no tienen antecedentes familiares de distonía. También puede ser consecuencia de mutaciones de novo.

Esta forma de distonía presenta una respuesta excelente y constante a la terapia con L-dopa. Actualmente la dosis inicial recomendada de L-dopa / inhibidor de la descarboxilasa para niños es de 25 mg o menos, una vez al día, y en adultos de 50 mg una o dos veces al día. Estas dosis se pueden incrementar en pequeñas cantidades si es necesario; la dosis óptima o máxima típica es de aproximadamente 10-20 mg/kg al día. Si tras la administración de L-dopa se observa discinesia se deberá reducir la dosis. El tratamiento es para toda la vida, y la atenuación de los síntomas suele ser apreciable a las pocas semanas o los pocos meses.

La enfermedad no supone una reducción en la esperanza de vida, y normalmente se produce una resolución completa o casi completa de los síntomas con la administración de L-dopa.

 

Revisores expertos

  • Dr Christoph KAMM

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=13825&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Diston-a-dopa-sensible-autos-mica-dominante&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Diston-a-dopa-sensible-autos-mica-dominante&title=Diston-a-dopa-sensible-autos-mica-dominante&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: