Distonia dopa-sensible por déficit de sepiapterina reductasa

Sinónimos: DRD deficiente en sepiapterina reductasa autosómica recesiva
DRD por SRD
Deficiencia de SPR
Deficiencia de sepiapterina reductasa
Distonia dopa-sensible por deficiencia de sepiapterina reductasa
Déficit de SPR
Déficit de sepiapterina reductasa

Prevalencia: <1 / 1 000 000
Herencia: Autosómico recesivo
Edad de inicio o aparición: Infancia
Neonatal

 

Resumen

La distonía sensible a dopa (DRD; ver este término) por déficit de sepiapterina-reductasa (SRD) es un trastorno neurometabólico muy raro caracterizado por distonía con fluctuaciones diurnas, hipotonía axial, crisis oculógiras y retrasos en el desarrollo motor y cognitivo.

Su prevalencia es desconocida. Hasta la fecha se han registrado aproximadamente 43 casos.

El inicio se produce normalmente antes del primer año de vida con manifestaciones de distonía, retraso motor y del lenguaje, debilidad, hipotonía axial (e hipotonía en una distribución tetrapléjica) y crisis oculógiras que presentan fluctuaciones diurnas (peor durante la noche y mejor por la mañana al despertar). Más tarde en la infancia son habituales las alteraciones del sueño y los síntomas psicológicos (ansiedad, irritabilidad). Con frecuencia se observa déficit intelectual, pero en algunos casos puede ser sólo discapacidad para el aprendizaje de leve a moderada. Otras características menos habituales son el parkinsonismo (temblor, bradicinesia, rigidez, facies de máscara), disartria, hiperreflexia, hipertonía de las extremidades y signos neurovegetativos. Con frecuencia, la distonía y las fluctuaciones diurnas obvias sólo se desarrollan durante la evolución de la enfermedad, mientras que los síntomas de presentación habituales en la infancia, como el retraso en el desarrollo y la hipotonía, son inespecíficos.

La DRD causada por deficiencia en SR (SRD) es debida a mutaciones en el gen SPR (2p14-p12), que codifica el enzima sepiapterina-reductasa (SR). Diversas mutaciones en este gen provocan una reducción de la actividad SR y, en consecuencia, una disminución de la producción de neurotransmisores monoamínicos.

Los hallazgos inequívocos en el líquido cefalorraquídeo (LCR) son concentraciones bajas de ácido 5-hidroxiindolacético (5-HIAA) y ácido homovanílico (HVA) y concentraciones altas de biopterina y dihidrobiopterina (BH2) totales. En los fibroblastos la actividad SR suele estar reducida o ausente. El análisis genético molecular puede identificar mutaciones en el gen SPR que confirman el diagnóstico.

Entre los diagnósticos diferenciales se incluyen otras formas de DRD como la DRD autosómica recesiva y la DRD autosómica dominante (ver estos términos), el parkinsonismo infantil, la paraplejía espástica de inicio en la infancia, algunas formas de epilepsia y parálisis cerebral.

El diagnóstico prenatal es posible en personas con una mutación conocida en SPR.

La transmisión es autosómica recesiva y el asesoramiento genético es posible y está recomendado.

Al igual que otras formas de DRD, la DRD por déficit de SR responde de manera espectacular a la terapia con levodopa (L-dopa). La L-dopa suele administrarse combinada con un inhibidor de la descarboxilasa de acción periférica como la carbidopa o la benserazida. El tratamiento debe iniciarse lo antes posible para evitar daños neurológicos irreversibles. La dosis de L-dopa administrada puede variar de 0,1 a 16,0 mg/kg al día. Con frecuencia, al principio se producen discinesias transitorias como resultado del tratamiento, pero normalmente se resuelven reduciendo la dosis. En pacientes con una mejoría insuficiente de los síntomas tras la terapia con L-dopa, se puede administrar 5-hidroxitriptófano (5-HTP) a una dosis de entre 0,14 y 6 mg/kg al día junto con carbidopa (para reducir los efectos secundarios), ya que la terapia combinada puede provocar mejorías adicionales en los síntomas motores y del sueño. El tratamiento es para toda la vida.

El pronóstico depende de lo pronto que se inicie el tratamiento y la gravedad de la enfermedad. Los pacientes que reciben tratamiento muestran una mejoría significativa, pero la mayoría sigue experimentando síntomas motores leves y en ocasiones síntomas cognitivos graves si el tratamiento se retrasa.

 

Revisores expertos

  • Dr Christoph KAMM

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=10965&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Distonia-dopa-sensible-por-deficiencia-de-sepiapterina-reductasa&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Distonia-dopa-sensible-por-deficit-de-sepiapterina-reductasa–Distonia-dopa-sensible-por-deficiencia-de-sepiapterina-reductasa-&title=Distonia-dopa-sensible-por-deficit-de-sepiapterina-reductasa–Distonia-dopa-sensible-por-deficiencia-de-sepiapterina-reductasa-&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: