Perseverancia

¡Hola! Mi nombre es Carolina.

Hace diez años iniciamos una incansable lucha por saber el nombre del padecimiento de nuestra hija. Durante ocho años de búsqueda no logramos tener un diagnóstico. Fue entonces cuando tuvimos conocimiento del SIOP que recibimos apoyo psicológico y de acompañamiento para enfrentar este duro proceso. Gracias al SIOP fue posible obtener un diagnóstico y tratamiento oportuno.

Share
A %d blogueros les gusta esto: