Síndrome de Cowden

Sinónimos: Enfermedad de Cowden
Síndrome de hamartoma múltiple

Prevalencia: 1-9 / 1 000 000

Herencia: Autosómico dominante

Edad de inicio o aparición: Cualquier edad

 

Resumen

El síndrome de Cowden (SC) es una genodermatosis infradiagnosticada y difícil de reconocer que se caracteriza por la presencia de múltiples hamartomas en diversos tejidos y un alto riesgo de padecer cáncer de mama, tiroides, endometrio, riñón y colorrectal.

El SC se ha descrito en diversos grupos etnicos. Su prevalencia no es bien conocida, pero se ha estimado en 1/200.000.

La enfermedad se manifiesta normalmente entre la segunda y la tercera década de vida, pero puede aparecer a cualquier edad. Las lesiones mucocutáneas patognomónicas (incluido un tipo de pápulas faciales o triquilemomas pequeñas, múltiples y coloreadas) pueden ser las primeras manifestaciones de la enfermedad, y se observan en muchos pacientes, así como las pápulas papilomatosas, las queratosis acrales y la enfermedad de Lhermitte-Duclos (engrosamiento tumoral del cerebelo). La macrocefalia y la facies dismórfica, si están presentes, son evidentes al nacer. Los cánceres como el cáncer de mama (con un 85 % de riesgo de por vida), el cáncer epitelial de tiroides y el carcinoma de endometrio aparecen con frecuencia mas adelante. Las manifestaciones viscerales tienen una edad de aparicion mas variable y pueden afectar a: tiroides (quiste del conducto tirogloso, adenoma), sistema digestivo (diverticulitis de colon, quistes hepáticos, acantosis glucogénica), aparato genital (problemas funcionales del ciclo menstrual, teratomas ováricos), esqueleto (quistes óseos), pecho (mastopatía fibroquística, anomalías de la areola y el pezón) y sistema neurológico (meningioma, retraso en el desarrollo, espectro autista).

En la actualidad se cree que el 25 % de los casos de SC están causados por mutaciones germinales en el gen PTEN (10q23), que codifica la proteína PTEN, una fosfatasa con especificidad dual, homóloga de fosfatasa y tensina. Cuando el SC va acompañado de mutaciones germinales en PTEN, pertenece al grupo del síndrome tumoral hamartomatoso asociado a PTEN (PHTS; ver este término). Se ha observado que los pacientes con fenotipos SC y similares a SC en los que no está afectado el gen PTEN tienen una metilación en el promotor de KLLN (en el 30 % de los casos) en la línea germinal, variaciones germinales en SDHB, SDHC o SDHD (en el 10 % de los casos), o mutaciones germinales en AKT1 y PIK3CA (en el 10 % de los casos).

El Consorcio Internacional para el Síndrome de Cowden (ICC) establece los criterios patognomónicos (lesiones mucocutáneas, LDD), mayores (cáncer de mama, macrocefalia, cáncer de tiroides y cáncer de endometrio) y otros criterios menores utilizados para diagnosticar la enfermedad. Se da un diagnóstico operativo si el paciente presenta las lesiones cutáneas patognomónicas, dos o más criterios mayores, un criterio mayor y tres o más menores, o cuatro o más criterios menores. Actualmente se ha creado un sistema de puntuación para adultos y un sistema de criterios pediátricos independiente. Las mutaciones germinales en PTEN o en otros genes causales confirman el diagnóstico.

Los diagnósticos diferenciales incluyen el síndrome de poliposis juvenil, el síndrome de Peutz-Jeghers, el síndrome de Birt-Hogg-Dube, el síndrome de Gorlin y la Neurofibromatosis tipo 1 (ver estos términos).

El diagnóstico prenatal es posible para embarazos de alto riesgo si la mutación que causa la enfermedad se descubre en un miembro de la familia afectado.

El SC se transmite por herencia autosómica dominante. Se puede ofrecer asesoramiento genético a pacientes con mutaciones en PTEN, y los miembros asintomáticos de la familia también deberían someterse a análisis, de modo que se pueda realizar el seguimiento de aquellos que tengan una mutación antes de la aparición de los síntomas.

La atención y el tratamiento son multidisciplinares y se basan en el genotipo. Cuando se identifica una mutación germinal en PTEN se deben seguir directrices de vigilancia. La vigilancia ecográfica del tiroides mediante Ecografía debería comenzar cuando se identifica la mutación, incluso antes de los 18 años. Entre los 35 y los 40 años se debe empezar a realizar colonoscopias y estudios renales por imágen cada dos años. Las mujeres deben realizar mensualmente un autoexamen de senos, y anualmente un cribado mamográfico así como ecografías transvaginales o biopsias endométricas a partir de los 30 años.

El establecimiento preciso del diagnóstico (especialmente por métodos genéticos) y la vigilancia de los órganos específicos en el momento adecuado tienen como resultado un buen pronóstico. Cuando existe un cáncer avanzado antes de establecer el diagnóstico es habitual obtener resultados desfavorables.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Charis ENG

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=243&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Enfermedad-de-Cowden&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=S-ndrome-de-Cowden–Enfermedad-de-Cowden-&title=S-ndrome-de-Cowden–Enfermedad-de-Cowden-&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: