Enfermedad de Dent

Sinónimos: Nefrolitiasis recesiva ligada al X
Proteinuria de bajo peso molecular con hipercalciuria y nefrocalcinosis
Raquitismo hipofosfatémico recesivo ligado al X con hipercalciuria
Síndrome de Dent
Síndrome de Fanconi renal con nefrocalcinosis y cálculos renales

Prevalencia: Desconocido

Herencia:  Recesivo ligado al X

Edad de inicio o aparición: Infancia

 

Resumen

La enfermedad de Dent (ED) es una enfermedad tubular renal hereditaria rara, caracterizada por manifestaciones sugestivas de disfunción del túbulo proximal. Su prevalencia se desconoce. Hasta la fecha, el trastorno ha sido descrito en unas 250 familias.

La enfermedad suele presentarse únicamente en varones, en ocasiones desde la infancia; las mujeres portadoras presentan una forma más leve.

La ED se caracteriza por una disfunción del túbulo proximal (TP), con proteinuria de bajo peso molecular, hipercalciuria, nefrolitiasis, nefrocalcinosis, e insuficiencia renal progresiva. La disfunción del TP puede ser más grave, causando un síndrome de Fanconi, que asocia aminoaciduria, fosfaturia, glucosuria, uricosuria, kaliuresis, y defecto de acidificación urinaria. Con frecuencia la enfermedad se complica con raquitismo u osteomalacia.

En la ED de tipo 1 (véase este término) predominan las manifestaciones renales, mientras que la ED de tipo 2 (véase este término) se caracteriza por manifestaciones extrarrenales como déficit intelectual leve, hipotonía y cataratas subclínicas (síntomas más leves que en el síndrome óculo-cerebro-renal de Lowe). La enfermedad está causada por mutaciones en los genes CLCN5 (ED tipo 1) u OCRL1 (ED tipo 2), ubicados en los cromosomas Xp11.22 y Xq25, respectivamente.

El gen CLCN5 codifica el intercambiador electrogénico Cl-/H+, ClC-5 que pertenece a la familia de canales/transportadores de iones cloruro (Cl-). El gen OCRL1 codifica la 5-fosfatasa fosfatidilinositol bifosfato (PIP2), cuyas mutaciones también se asocian al síndrome de Lowe.

Algunos pacientes con ED no presentan mutaciones en ninguno de estos dos genes, lo que sugiere la implicación de otros genes.

El diagnóstico se basa en la presencia de proteinuria de bajo peso molecular, hipercalciuria y, al menos, uno de los siguientes signos: nefrocalcinosis, nefrolitiasis, hematuria, hipofosfatemia, o insuficiencia renal.

El diagnóstico se confirma por genética molecular.

El diagnóstico diferencial incluye otras causas de disfunción generalizada del túbulo proximal (síndrome de Fanconi; véase este término), hereditaria, adquirida o causada por sustancias exógenas. Aunque técnicamente es posible, no se recomienda el diagnóstico prenatal ni el genético preimplantacional debido a que no hay evidencia de una correlación genotipo-fenotipo y a que el pronóstico vital es generalmente bueno.

El tratamiento es sintomático, dirigido a la hipercalciuria y la prevención de nefrolitiasis. Los diuréticos tiazídicos pueden usarse para tratar la hipercalciuria, aunque se han descrito efectos adversos considerables, como hipovolemia e hipokalemia ligadas a la tubulopatía primaria. Del mismo modo, hay que ser cauto al tratar el raquitismo con vitamina D ya que puede incrementar la hipercalciuria. El control de la hipercalciuria a largo plazo con una dieta rica en citrato puede retrasar la progresión de la enfermedad renal incluso en ausencia de nefrolitiasis.

El pronóstico vital es bueno en la mayoría de pacientes. La progresión hacia la insuficiencia renal terminal ocurre entre la tercera y la quinta década de vida de un 30-80% de los varones afectos.

 

 

Revisores expertos

  • Pr Olivier DEVUYST
  • Dr Rajesh THAKKER

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=3719&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Enfermedad-de-Dent&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Enfermedad-de-Dent&title=Enfermedad-de-Dent&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: