Legionelosis

Sinónimos: Enfermedad del legionario

Prevalencia:

Herencia: No aplicable

Edad de inicio o aparición: Cualquier edad

 

Resumen

La legionelosis o enfermedad del legionario (LD) es una infección pulmonar bacteriana caracterizada por una neumonía potencialmente fatal.

La tasa de notificación anual en 2009 de los 25 Estados Miembros de la UE ascendió a aproximadamente 1/90.000. En Francia la incidencia anual es alrededor de 1/50.000.

La LD tiene un periodo de incubación de 2-10 días con fatiga y debilidad como primeros signos frecuentes de la enfermedad. Se manifiesta como una neumonía caracterizada por fiebre, tos, producción de esputo y dificultad respiratoria. Otros síntomas pueden incluir náusea, diarrea, dolores musculares, cefalea y alteración del estado mental. La LD es más grave en personas mayores e inmunocomprometidas (por una terapia inmunosupresora, especialmente con corticoesteroides, trasplantes, tumores hematológicos o cáncer), que, además, presentan un aumento significativo del riesgo de infección. Otros factores de riesgo para la LD incluyen: ser varón, mayor de 50 años, fumador, padecer diabetes o una enfermedad crónica de corazón, pulmón o riñón.

La LD está causada por la Legionella pneumophila (más comúnmente el serogrupo 1), una bacteria que se encuentra en el agua y en los suelos húmedos. Los humanos se infectan por la inhalación de aerosoles que contienen la bacteria, más frecuentemente de duchas, bañeras de hidromasaje, saunas u otras instalaciones de baño. La misma bacteria es la responsable de la fiebre de Pontiac (PF; consulte este término) una forma leve de LD. La LD se presenta esporádicamente y en brotes, siendo la forma esporádica el 65-80% de los casos. Los brotes están ligados predominantemente a aerosoles contaminados de sistemas de refrigeración húmeda o en hospitales, residencias de ancianos u hoteles.

La definición europea para un caso afectado se basa en criterios clínicos y de laboratorio, que son necesarios para su confirmación. Cualquier persona con neumonía y uno de los siguientes criterios: aislamiento de la Legionella spp. en las secreciones respiratorias o cualquier espécimen normalmente estéril, detección del antígeno de la L. pneumophila en orina o hallazgo del anticuerpo específico del serogrupo 1 de la L. pneumophila, puede ser diagnosticada de LD. Se ha añadido la detección del ácido nucléico de la Legionella spp. en una muestra clínica para indicar un caso probable.

La enfermedad no tiene signos clínicos específicos que la distingan claramente de otros tipos de neumonía. Deben descartarse otras bacterias (Streptococcus pneumonia, Staphylococcus aureus y Haemophilus influenza) o virus que causan también neumonía.

El tratamiento consiste en el uso de antibióticos (normalmente macrólidos y quinolonas). Frecuentemente se requiere hospitalización. Puede ser necesario soporte respiratorio en aquellos pacientes con graves dificultades respiratorias. Los programas de vigilancia de la Legionella se basan en la notificación de casos a nivel nacional y europeo y en una legislación para controlar el desarrollo de la bacteria en los sistemas de agua.

En la mayoría de los casos la LD es tratada y curada con antibióticos, pero en las personas inmunodeprimidas o con enfermedades crónicas el pronóstico puede ser desfavorable. Su mortalidad global es de alrededor del 10-15%.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Sophie JARRAUD

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=815&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Enfermedad-del-legionario&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Legionelosis–Enfermedad-del-legionario-&title=Legionelosis–Enfermedad-del-legionario-&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: