Fiebre hemorrágica vírica

Sinónimos:

Prevalencia: Desconocido

Herencia: No aplicable

Edad de inicio o aparición: Cualquier edad

 

Resumen

Las fiebres hemorrágicas víricas son un grupo de enfermedades víricas contagiosas de reciente descubrimiento, caracterizadas por hemorragias graves, múltiples y frecuentemente mortales.

Las fiebres hemorrágicas africanas incluyen la fiebre de Lassa, conocida desde 1969, la enfermedad de Marburg, con el primer caso descrito en 1967, y la fiebre de Ébola, descubierta en 1976. Las fiebres hemorrágicas también pueden estar provocadas por otros virus (por ejemplo, fiebres ocasionadas por arbovirus; ver este término).

En la fiebre de Lassa, el reservorio es un roedor que transmite el virus a humanos directamente, sin necesidad de vector. Después de un periodo de incubación de 5 días, se manifiestan fiebre y faringitis ulcerativa hemorrágica aguda, seguida de una perineumonía.

La enfermedad puede evolucionar hacia la curación espontánea o hacia un sangrado pulmonar o digestivo profuso, que conduce a la muerte en un 35-70 % de los casos. Los virus de Ébola y Marburg pertenecen a la familia viral filoviridae, pero sus reservorios permanecen desconocidos.

La fuente del primer caso de Marburg documentado fue un grupo de monos verdes africanos importados de Uganda.

El virus de Ébola causa epidemias mortales circunscritas en África central.

La transmisión entre humanos ocurre principalmente por contacto directo con otros enfermos o con productos biológicos infectados, más que por vía aérea. Las manifestaciones clínicas aparecen después de un periodo de incubación de 4 a 16 días, inicialmente con: fiebre, cefalea, mialgia y sufusión conjuntival.

Los síntomas digestivos aparecen más tarde e incluyen nauseas, vómitos y diarrea, y están asociados con leuco-trombocitopenia. La siguiente etapa de la enfermedad está marcada por hemorragia nasal, intestinal o genital. Las manifestaciones biológicas incluyen el incremento aislado de transaminasas y señales de coagulación intravascular diseminada. La evolución de la enfermedad es, generalmente, mortal al cabo de pocos días.

El tratamiento es sintomático.

La prevención secundaria en los servicios de los hospitales, consiste en el aislamiento total de los pacientes afectados. La declaración de la enfermedad es obligatoria.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Elisabeth ASLANGUL

 

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=3412&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Fiebre-hemorr-gica-v-rica&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Fiebre-hemorr-gica-v-rica&title=Fiebre-hemorr-gica-v-rica&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: