Hiperplasia suprarrenal congénita clásica por deficiencia de 21-hidroxilasa

Sinónimos: CAH 21-OHD clásica

Prevalencia: 1-9 / 100 000

Herencia: Autosómico Recesivo

Edad de inicio o aparición: Infancia / Neonatal

 

Resumen

La hiperplasia suprarrenal congénita clásica por déficit de 21-hidroxilasa (CAH 21-OHD clásica) es la forma más común de hiperplasia suprarrenal congénita (CAH), caracterizada por las formas virilizante simple o perdedora de sal, que pueden manifestarse con genitales ambiguos en mujeres y, en ambos sexos, con insuficiencia suprarrenal con deshidratación durante el periodo neonatal, hipoglucemia potencialmente mortal e hiperandrogenia.

La prevalencia es de aproximadamente 1/14.000.

La CAH 21-OHD clásica puede dividirse en 2 grupos clínicos: virilización simple o perdedora de sal. Los sígnos clínicos de la CAH 21-OHD clásica se observan en el periodo prenatal o al nacimiento. Las niñas presentan genitales ambiguos (clitoromegalia, labios mayores parcialmente fusionados con rugosidades, seno urogenital común) y el ”espectro” de la virilización puede variar desde una apariencia casi masculina a una clitoromegalia mínima. Se han observado úteros normales y varios grados de desarrollo vaginal anormal. Los genitales externos en chicos son normales. Las formas de CAH con pérdida de sal conducen a síntomas de deshidratación e hipotensión en las primeras semanas de vida por un déficit de aldosterona. Pueden desarrollar un retraso en el crecimiento, hiponatremia, hiperpotasemia, acidosis e hipoglucemia potencialmente mortales si no se tratan inmediatamente. El aumento de andrógenos se manifiesta con: velocidad de crecimiento y maduración esquelética aceleradas (estatura baja en la edad adulta), edad ósea avanzada, pubarquia prematura y pubertad precoz durante la infancia, acné e hirsutismo, problemas menstruales, subfertilidad, y trastornos metabólicos y obesidad durante la edad adulta.

La enfermedad está causada por una mutación en el gen CYP21A2 localizado en el cromosoma 6p21 que controla la síntesis de cortisol y aldosterona.

En general, se diagnostica a las niñas con CAH clásica al nacer cuando presentan genitales ambiguos. Los fetos pueden ser diagnosticados para CAH en el periodo prenatal midiendo los niveles de 17-hidroxiprogesterona (17-OHP) en el líquido amniótico. Los programas de cribado sistemático nacionales en muchos países europeos diagnostican casos de CAH al nacer.

El diagnóstico diferencial incluye otras formas de CAH, el síndrome de ovario poliquístico (PCOS) u otras enfermedades con exceso de andrógenos.

El diagnóstico prenatal se realiza mediante biopsia de vellosidades coriales (CVS) durante las semanas 10ª-12ª de la gestación o por amniocentesis durante las semanas 15ª-18ª midiendo la actividad enzimática de 17-OHP.

El asesoramiento genético es posible en la CAH clásica, con un patrón de herencia autosómico recesivo.

El tratamiento prenatal con dexametasona puede administrarse a los fetos femeninos en riesgo de desarrollar CAH clásica. Cuando se administra antes de la 9ª semana de gestación, previene la producción excesiva de andrógenos responsable de la ambigüedad genital en mujeres. Si se diagnostica tras el nacimiento, la operación de vaginoplastia se suele realizar en niñas en el primer año de vida. Es necesaria una terapia hormonal de reemplazo de por vida para tratar la insuficiencia suprarrenal y disminuir los elevados niveles hormonales de andrógenos, para permitir un crecimiento y una pubertad normal. La hidrocortisona suele darse a los niños como terapia de reemplazo con glucocorticoides (GC) (10-15 mg/m2/día dividido en 2 o 3 dosis) y 9-alfa-fludrocortisona para reemplazo con mineralocorticoides (MC). La dosis se controla y modifica durante los periodos de estrés. Existe riesgo de desarrollar insuficiencia suprarrenal aguda y otras complicaciones por el hiperandrogenismo crónico. El sobretratamiento con GC causa rasgos cushingoides y el exceso de MC causa hipertensión. Es importante un seguimiento regular por un equipo multidisciplinar, que incluya endocrinos, cirujanos, ginecólogos y psicólogos pediatras.

Con el tratamiento adecuado los pacientes deberían tener una esperanza de vida normal.

 

 

 

Revisores expertos

  • Pr Juliane LEGER

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=12097&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Hiperplasia-suprarrenal-congenita-cl-sica–por-deficiencia-de-21-hidroxilasa&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Hiperplasia-suprarrenal-congenita-cl-sica-por-deficiencia-de-21-hidroxilasa&title=Hiperplasia-suprarrenal-congenita-cl-sica-por-deficiencia-de-21-hidroxilasa&search=Disease_Search_Simple


 

A %d blogueros les gusta esto: