Hipobetalipoproteinemia familiar

Sinónimos:

Prevalencia: >1 / 1000

Herencia:

Edad de inicio o aparición: Cualquier edad

 

Resumen

La hipobetalipoproteinemia familiar (HBLF) es la forma familiar de hipobetalipoproteinemia (ver término) caracterizada por niveles bajos permanentes (por debajo del quinto percentil) de apolipoproteína B (ApoB) y de colesterol LDL.

Afecta a 1/1.000 personas, por lo que no es rara en Europa.

La HBLF puede ser grave y de inicio temprano (abetalipoproteinemia; ver término) o benigna (hipobetalipoproteinemia familiar benigna; ver término). La HBLF grave temprana se manifiesta en la primera infancia o en la niñez. Suele estar asociada a retraso en el crecimiento, hepatomegalia con esteatosis, diarrea con esteatorrea y mala absorción de grasas.

Pueden ocurrir también: ataxia espinocerebelosa, retinitis pigmentaria atípica, acantocitosis, niveles bajos de vitaminas liposolubles (A, E, K), citolisis acentuada e incluso cirrosis. La HBLF benigna es generalmente asintomática, aunque en adultos se asocia, en ocasiones, a: intolerancia a la comida grasa, esteatorrea tras una ingesta de lípidos, citolisis moderada, litiasis biliar, descenso moderado de las vitaminas liposolubles y acantocitosis. A veces se observa una esteatosis hepática moderada y parestesia de las extremidades.

La abetalipoproteinemia se transmite de modo recesivo y se debe a mutaciones de los dos alelos del gen MTTP (MTP; 4q24). El resto de HBLF graves y tempranas son de transmisión codominante y se deben a mutaciones de los dos alelos del gen APOB (2p24-p23). Las HBLF benignas, de transmisión codominante, están causadas por mutaciones heterocigotas en el gen APOB o en el gen PCSK9 (1p34.1-p32).

El diagnóstico se basa en el balance lipídico, tras 12 h. de ayuno, del paciente y de sus padres, para medir los niveles séricos de LDL (<0.10g/L para la forma grave; <0.80g/L para la forma moderada), de triglicéridos (<0.20g/L para la forma grave; <0.50g/L para la forma moderada), y de ApoB (<0.10g/L para la forma grave; <0.50g/L para la forma moderada). También pueden llevarse a cabo: evaluación de la esteatorrea y ApoB truncada tras injesta de lípidos, medición de la cantidad de vitaminas liposolubles (A, E, K), test para detectar acantocitosis (en frotis sanguíneo), examen neurológico, ecografía hepática y examen ocular. La identificación de mutaciones en los genes MTTP, APOB o PCSK9 confirma el diagnóstico.

El diagnóstico diferencial de las HBLF graves y tempranas incluye: enfermedades metabólicas de sobrecarga hepática con esteatosis y/o hepatomegalia, neuropatías centrales y periféricas atípicas, y las causas secundarias (iatrogénicas o sistémicas) de hipocolesterolemia.

El diagnóstico prenatal es posible cuando se conocen las mutaciones responsables de la enfermedad en ambos padres.

El manejo de las formas moderadas incluye una reducción en el aporte alimentario de grasas y un suplemento de vitamina E. El manejo de las formas graves y de la CMRD debe realizarse en centros especializados.

El pronóstico es grave cuando la enfermedad aparece en la infancia temprana y es excelente para la forma moderada sin citolisis o esteatosis. En las formas benignas se ha observado un síndrome familiar de longevidad (varios pacientes han vivido más de 85 años)

 

 

 

Revisores expertos

  • Dr Pascale BENLIAN

 


Fuente:http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=8025&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Hipobetalipoproteinemia-familiar&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Hipobetalipoproteinemia-familiar&title=Hipobetalipoproteinemia-familiar&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: