Leptospirosis

Sinónimos:

Prevalencia: 1-9 / 1 000 000

Herencia: No aplicable

Edad de inicio o aparición: Cualquier edad

 

Resumen

La leptospirosis es una antropozoonosis causada por bacterias espiroquetas que pertenecen al género Leptospira.

Es una zoonosis de distribución mundial y ha emergido como un importante problema de salud pública en muchos países en desarrollo del Sudeste Asiático y Sudamérica. Estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que cada año ocurren más de 500.000 casos de leptospirosis grave, con una tasa de mortalidad de más del 10%. Sin embargo, la incidencia en Europa es mucho más baja, con menos de 500 casos diagnosticados por año en cada país europeo.

Los animales huéspedes (generalmente roedores) excretan leptospiras en su orina. Los humanos se infectan por contacto de la piel o las mucosas con el agua dulce contaminada. El período de incubación dura alrededor de 10 días. Los signos iniciales de la infección incluyen: fiebre asociada a escalofríos y dolor (mialgia, dolores de cabeza y dolor abdominal). La enfermedad progresa durante varios días y su gravedad varía desde síntomas parecidos a los de la gripe, a un fallo multisistémico rápidamente mortal. La manifestación más característica es la hepatonefritis. También puede ocurrir: marcada ictericia, insuficiencia renal, signos neurológicos, problemas respiratorios, miocarditis, hepatomegalia dolorosa con esplenomegalia, y sangrado. Los análisis de laboratorio revelan leucocitosis por polinucleares, colestasis que en algunos casos es grave e aislada (con o sin citolisis), y ocasionalmente, rabdomiolisis y trombopenia.

El diagnóstico se base en hemocultivos con medios específicos EMJH. El aislamiento de cepas de la orina es complicado y sólo puede realizarse a partir de muestras frescas. Los análisis de PCR permiten detectar el DNA de leptospira en muestras de sangre u orina (frescas o fijados en formalina), haciendo posible un diagnóstico precoz en la primera semana de la enfermedad. Sin embargo y debido a su amplio espectro de síntomas, que van desde un cuadro `gripal’ a una insuficiencia renal,la leptospirosis normalmente se diagnostica tarde.

Los síntomas son similares a las manifestaciones clínicas de otras muchas enfermedades, como la malaria y la fiebre del dengue.

La leptospira es sensible a la penicilina G y por lo tanto el tratamiento se basa en la administración de antibióticos. Este tratamiento es eficaz, pero debe ser administrado en las primeras fases de la enfermedad. La prevención de la enfermedad gira en torno a la erradicación de roedores y el uso de las precauciones adecuadas.

En algunos países, como Francia, existe una vacuna, pero está reservada para profesionales en riesgo de exposición, como son los trabajadores del alcantarillado.

 

 

 

Revisores expertos

  • Dr Mathieu PICARDEAU
  • Dr Danièle POSTIC

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=750&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Leptospirosis&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Leptospirosis&title=Leptospirosis&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: