Malabsorción hereditaria de folato

Sinónimos: Malabsorción congénita de folato

Prevalencia: <1 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Infancia / Neonatal

 

Resumen

La malabsorción hereditaria de folato (HFM) es un trastorno hereditario del transporte del folato que se caracteriza por un déficit de folato sistémico y del sistema nervioso central (SNC) que se manifiesta con: anemia megaloblástica, retraso en el crecimiento, diarrea y/o mucositis oral, disfunción inmunológica y trastornos neurológicos.

La prevalencia es desconocida. Se han descrito aproximadamente 30 casos hasta la fecha.

La enfermedad se suele presentar a los pocos meses de nacer. Las manifestaciones incluyen retraso en el crecimiento, diarrea y/o úlceras en la boca, varias manifestaciones neurológicas, anemia megaloblástica e hipoinmunoglobulinemia. La anemia megaloblástica es la manifestación principal de la HFM y puede ser muy grave si no es tratada. La hipoinmunoglobulinemia da lugar a infecciones inusuales con Pneumocystis jiroveccii, C. difficile y citomegalovirus (CMV) que pueden ser recurrentes y potencialmente mortales en niños no diagnosticados. Las manifestaciones neurológicas pueden ser los síntomas de presentación en algunos casos pero pueden estar ausentes en otros. Las convulsiones, si ocurren, empiezan en periodo neonatal o más tarde en la infancia. Se han observado calcificaciones intracraneales en algunos casos.

La HFM está causada por mutaciones en el gen SLC46A1 ubicado en 17q11.2 que codifica el transportador de folato acoplado a protones (PCFT). El PCFT es esencial para la absorción del folato intestinal y el transporte de folatos a lo largo de la barrera sangre-líquido cefalorraquídeo (LCR). Un defecto en esta proteína conduce a un déficit de folato sistémico y en el SNC. Los bebés no pueden absorber el folato adecuado de la leche materna/de sustitución y pasan a ser deficientes una vez las reservas acumuladas durante la gestación se han agotado.

El diagnóstico se basa en hallazgos clínicos y de laboratorio. Se confirma por hallazgos de una débil absorción de una toma oral de folato y una concentración de folato en la LCR baja (0-1.5 nM). La biopsia de la médula ósea confirma la presencia de anemia megaloblástica. El análisis de secuencia de la región codificante de SLC46A1 puede identificar cualquier mutación presente en el gen, confirmando el diagnóstico de HFM.

La inmunodeficiencia vista en HFM puede parecerse a la inmunodeficiencia combinada grave (SCID). Otros diagnósticos diferenciales incluyen: homocistinuria sin aciduria metilmalónica, aciduria formiminoglutámica, tirosinemia tipo 1, homocistinuria por déficit de metilentetrahidrofolato reductasa y leucemia eritroide aguda.

El diagnóstico prenatal está disponible vía test prenatal. El cribado de recién nacidos con una historia familiar de HFM permite un diagnóstico temprano y un tratamiento con folato tras el nacimiento, antes de que se produzcan los síntomas.

La HFM sigue un patrón de herencia autosómico recesivo. El consejo genético es posible.

Los dos tipos de folatos reducidos utilizados para el tratamiento de la HFM son: 5-formil-tetrahidrofolato (5-formil-THF) en alta dosis oral o parenteral y L-5-metil-tetrahidrofolato (L-5-metil-THF) oral. La dosificación se controla y ajusta hasta que los niveles de folato en el LCR permanecen dentro de valores normales (alrededor de 100 nM en niños de 2 años de edad). El ácido fólico no debe utilizarse ya que se une a los receptores de folato y bloquea el transporte de folato. Si la anemia es grave, puede ser necesaria una transfusión. Un tratamiento temprano con folatos reducidos antes de la aparición de los síntomas puede prevenir las consecuencias metabólicas de la HFM. Los pacientes deben hacerse test sanguíneos regularmente para monitorizar el conteo sanguíneo completo, el folato en el LCR y en suero y las concentraciones de homocisteína y de inmunoglobulina en suero.

Con un tratamiento adecuado el pronóstico es bueno y normalmente se puede llegar a revertir la mayoría de las consecuencias sistémicas de la enfermedad. El pronóstico es desfavorable si no hay tratamiento.

 

 

 

Revisores expertos

  • Dr David ROSENBLATT
  • Dr David WATKINS

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=11940&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Malabsorci-n-congenita-de-folato&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Malabsorci-n-hereditaria-de-folato–Malabsorci-n-congenita-de-folato-&title=Malabsorci-n-hereditaria-de-folato–Malabsorci-n-congenita-de-folato-&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: