Obesidad por deficiencia congénita de leptina

Sinònimos:

Prevalencia: <1 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o apariciòn: Infancia

 

Resumen

La deficiencia congénita de leptina es una forma de obesidad monogénica caracterizada por obesidad grave de inicio temprano e hiperfagia acusada.

Se ha descrito en menos de 30 pacientes.

Los pacientes con deficiencia congénita de leptina son hiperfágicos desde la infancia temprana y, aunque el peso al nacer es normal, se vuelven obesos rápidamente durante la primera infancia. También se ha descrito en estos niños un aumento de la susceptibilidad a las infecciones, que parece estar asociada con un reducido número de células T CD4+ en circulación y con problemas en la proliferación de células T y la liberación de citocinas. Otras características de la enfermedad incluyen la hiperinsulinemia, la edad ósea avanzada, el hipotiroidismo hipotalámico y el hipogonadismo hipogonadotrópico, que provocan la ausencia de pubertad.

La leptina es una hormona derivada de los adipocitos que juega un importante papel en el balance energético y en la supresión del apetito. Si bien la mayoría de los pacientes obesos presentan hiperleptinemia, los pacientes con deficiencia congénita de leptina tienen niveles indetectables de leptina en suero. Esta ausencia de leptina está causada por mutaciones homocigóticas de desfase o mutaciones sin sentido en el gen ob (7q31.3) y se hereda como un rasgo autosómico recesivo.

Sin embargo, se ha observado un fenotipo similar en tres miembros de una familia consanguínea que presentaban mutaciones homocigóticas en el gen que codifica para el receptor de leptina (LEPR, 1p31). Los antecedentes familiares, la hiperfagia y la obesidad grave de inicio temprano pueden llevar a pensar en un síndrome de obesidad monogénica.

El diagnóstico de la deficiencia congénita de leptina puede ser confirmado mediante el análisis de los niveles séricos de leptina o la identificación de mutaciones en el gen ob. La deficiencia congénita de leptina puede ser tratada con éxito mediante inyecciones diarias subcutáneas de leptina humana recombinante, que provoca efectos positivoscontinuados en la pérdida de peso, la reducción del apetito, el desarrollo puberal adecuado y la hiperinsulinemia.

Como resultado, el pronóstico para los pacientes sometidos a tratamiento parece ser excelente. Sin embargo, los pacientes mal diagnosticados corren el riesgo de desarrollar las complicaciones que suelen ir asociadas a la obesidad grave (en concreto la diabetes de tipo 2), y el pronóstico empeora por la mayor tasa de mortalidad debida a infecciones durante la infancia.

 

 

Revisores expertos

  • Pr Sebastiano FILETTI

 

 


Fuente: Orphanet ( Obesidad por deficiencia congénita de leptina )


Share
A %d blogueros les gusta esto: