Síndrome de Werner

Sinónimos: Progeria adulta
SW

Prevalencia: 1-9 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Adolescencia
La edad adulta

 

Resumen

El síndrome de Werner (SW) es un síndrome hereditario poco frecuente caracterizado por un envejecimiento prematuro con aparición en la tercera década de la vida y rasgos clínicos cardinales, incluyendo cataratas bilaterales, baja estatura, encanecimiento y disminución del cabello del cuero cabelludo, trastornos de piel característicos y prematura aparición de otros trastornos relacionados con la edad.

Se estima que la prevalencia entre poblaciones japonesas y de Cerdeña es de 1/50.000 debido a la presencia de mutaciones fundadoras. Su prevalencia en otras poblaciones es desconocida, pero se estima en 1/200.000.

Los pacientes SW son normales al nacer y durante la infancia, a excepción de la ausencia de un brote de crecimiento puberal. El SW se presenta entre los 20 y 30 años, siendo los principales síntomas de aparición temprana: cataratas bilaterales, adelgazamiento y encanecimiento del cabello, estatura baja y cambios en la piel (ulceraciones en los tobillos, hiperqueratosis, piel firme, manchas de edad, facies ”con aspecto de pájaro” y atrofia subcutánea). En la mayoría de los casos, se dan otros trastornos adicionales relacionados con la edad como osteoporosis, diabetes mellitus, neoplasias mesenquimales y aterosclerosis. Los cambios de voz son frecuentes y, a veces, presentan pies planos. Los pacientes con SW tienen un riesgo elevado de desarrollar cáncer, en particular sarcomas de origen mesenquimal y melanomas que no son debidos a la exposición al sol. La muerte se produce normalmente por cánceres o infartos de miocardio causados por una aterosclerosis extensa.

El SW está causado por una mutación en el gen WRN, localizado en el cromosoma 8p11-12. WRN codifica para una de las cinco RecQ helicasas en humanos. Las mutaciones sin sentido, inserciones y/o deleciones o sustituciones en el gen WRN, todas ellas dan lugar a una inestabilidad genómica. Las mutaciones en el gen WRN se encuentran en aproximadamente el 90% de los casos de SW clínicamente diagnosticados. El otro 10% se clasifican funcionalmente como síndrome de Werner atípico y son debidos a otras causas.

El diagnóstico clínico se basa en la presencia de todos los síntomas principales y dos signos adicionales que se presentan tras la adolescencia. El análisis molecular puede identificar la mayoría de las mutaciones en el gen WRN por secuenciación estándar del exón, secuenciación de los productos RT-PCR, en combinación con análisis Western blot mostrando la ausencia de una proteína WRN normal.

El diagnóstico diferencial incluye displasia mandibuloacral (MAD), lipodistrofia parcial, síndrome de Rothmund-Thomson (SRT) y síndrome Hutchinson-Gilford progeria (SHGP). La diabetes mellitus tipo 2 puede compartir también similaridades con el SW.

El SW se hereda de forma autosómica recesiva. Una vez diagnosticado con el SW, el paciente y su familia deberían recibir consejo genético para identificar aquellos miembros que pueden desarrollar la enfermedad y los que son portadores. Los descendientes de un paciente con el SW son forzosamente portadores, pero es poco probable que se vean afectados, dada la escasa probabilidad de casarse con un portador a menos que haya consanguineidad.

No hay cura para el SW y su tratamiento involucra a un equipo multidisciplinar. Las cataratas pueden tratarse con cirugía. Son necesarios exámenes físicos regulares para comprobar si hay úlceras en la piel, diabetes, neoplasias malignas o una enfermedad cardíaca. Cualquier neoplasia maligna debe ser tratada con cirugía, quimioterapia y/o radiación. Debe evitarse fumar y debe llevarse un estilo de vida saludable, incluyendo el ejercicio regular y una dieta baja en grasas. El consejo psicológico puede ser también beneficioso en apoyo de los pacientes y los miembros de la familia afectados por el SW.

Los pacientes con el SW tienen una esperanza de vida acortada pero su pronóstico depende de las enfermedades relacionadas con la edad que se presenten y de su gravedad.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Fuki HISAMA
  • Dr George MARTIN
  • Dr Junko OSHIMA

 

 


Fuente: Orphanet (Síndrome de Werner)


 

Share
A %d blogueros les gusta esto: