Síndrome de Rett atípico

Sinónimos: RTT atípico
Variante del síndrome de Rett

Prevalencia:

Herencia: Autosómico dominante
o Dominante ligado al X

Edad de inicio o aparición: Infancia / Neonatal

 

Resumen

El síndrome de Rett atípico (RTT atípico) es un trastorno del neurodesarrollo que se diagnostica cuando un niño presenta un síndrome similar a Rett, pero no cumple todos los criterios de diagnóstico del síndrome de Rett típico (RTT clásico/típico; consulte este término).

Basándose en informes que señalan que hasta un 32% de los casos de RTT muestran un fenotipo atípico, se estima una prevalencia del RTT atípico en torno a 1/45.000. Al igual que el RTT clásico, el síndrome de RTT atípico afecta predominantemente a mujeres. Pueden presentarse formas atípicas con un cuadro clínico más leve o más grave que el observado en el RTT típico.

Se han definido varias subvariantes del RTT atípico. i) El tipo de crisis de aparición temprana (variante Hanefeld) se caracteriza por crisis en los primeros meses de vida con desarrollo posterior de rasgos RTT. A menudo está causado por mutaciones en el gen CDKL5 ligado al cromosoma X (Xp22). También se ha identificado una translocación que implica al gen NTNG1 (1p13.2-p13.1) en un paciente con crisis tempranas y RTT atípico. ii) La variante congénita (variante Rolando) es la forma más grave de RTT atípico, con aparición de rasgos clásicos de RTT durante los tres primeros meses de vida.

Por lo general, esta variante está causada por mutaciones en el gen FOXG1 (14q11-q13). También se ha descrito un síndrome de microdeleción que implica una deleción intersticial 14q12, con un fenotipo similar pero con la característica adicional de dismorfismo facial. iii) La ‘forma frustrada’ es una variante más leve que aparece en la infancia temprana y con un curso incompleto y prolongado. iv) La forma de regresión infantil tardía se caracteriza por una circunferencia de la cabeza normal y una aparición más gradual y tardía (infancia tardía) de regresión del lenguaje y habilidades motoras. v) La variante de habla preservada (variante PSD, por sus siglas en inglés, o Zappella) se caracteriza por la recuperación de algunas habilidades verbales y manuales y está causada, al menos en algunos casos, por mutaciones en el gen MECP2 (Xq28), que también es responsable de la mayoría de casos de RTT clásico.

El diagnóstico se basa en la evaluación clínica utilizando los criterios de diagnóstico para el RTT atípico definidos originariamente por Hagberg en 1994: un caso atípico debe cumplir al menos tres de los seis criterios principales y un mínimo de cinco de los once criterios de apoyo. El análisis molecular puede permitir la confirmación del diagnóstico.

El diagnóstico diferencial incluye síndrome de Angelman, autismo, parálisis cerebral, errores congénitos del metabolismo y déficit intelectual grave (consulte estos términos). Debe proponerse consejo genético y se dispone de pruebas prenatales para familiares de sexo femenino de un caso índice, que pueden no presentar síntomas debido a la inactivación sesgada del cromosoma X.

En la actualidad, no existe cura específica para el RTT atípico. El tratamiento es sintomático y de apoyo.

Puede ser necesaria medicación para irregularidades respiratorias, alteraciones del sueño (melatonina), agitación (risperidona), rigidez (carbidopa, levodopa) y dificultades motoras; para controlar las crisis pueden utilizarse fármacos antiepilépticos. También puede que se necesiten agentes antirreflujo. El curso del síndrome Rett atípico, incluyendo la edad de aparición y la gravedad de los síntomas, varía según el individuo. A pesar de la gran cantidad de síntomas, la mayoría de afectados con RTT continúan viviendo bien hasta la mediana edad.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Thierry BIENVENU

 

 



 

Share
A %d blogueros les gusta esto: