Síndrome COFS

Sinónimos: Síndrome cerebro óculo facio esquelético
Síndrome de Pena-Shokeir tipo 2

Prevalencia: <1 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Neonatal / Prenatal

 

Resumen

El síndrome cerebro-óculo-facio-esquelético (COFS) es un trastorno genético raro, perteneciente a la familia de las enfermedades de la reparación del ADN y caracterizado por una afectación neurosensorial grave. Hasta la fecha, se han confirmado menos de 20 casos, a nivel celular o molecular, con una verdadera similitud con los primeros casos descritos por Lowry, Peña y Shokeir en la población indígena de Manitoba.

El síndrome COFS constituye la forma extrema prenatal del espectro clínico del síndrome de Cockayne (ver este término).

El cuadro clínico agrupa los siguientes criterios: microcefalia congénita, cataratas congénitas y/o microftalmia, artrogriposis, retraso grave del desarrollo psicomotor, retraso del crecimiento peso-estatura (principalmente postnatal) y dismorfia facial (sutura metópica prominente, micrognatia). La hipotonía axial contrasta con la hipertonía periférica y se asocia a dificultades en la alimentación. Puede observarse fotosensibilidad cutánea, neuropatía periférica, pérdida de audición neurosensorial y retinopatía pigmentaria. El síndrome COFS se transmite de manera autosómica recesiva y las mutaciones identificadas afectan principalmente al gen ERCC6/CSB. Uno de los casos se ha relacionado con el gen ERCC1, y formas clínicas particulares, principalmente con fotosensibilidad, se han relacionado con los genes ERCC2/XPD y ERCC5/XPG. Todos los genes codifican para proteínas implicadas en la misma vía de reparación del ADN.

El diagnóstico se basa en la evidencia de una anomalía en la reparación del ADN (por escisión de nucleótido acoplada a la transcripción).

Esta anomalía puede demostrarse en el cultivo de fibroblastos inducidos con radiación ultravioleta. La imagen cerebral temprana es poco precisa, pero puede revelar atrofia cerebral y cerebelosa; las anomalías de la mielinización y las calcificaciones de los ganglios basales pueden aparecer posteriormente.

El diagnóstico diferencial incluye las fetopatías infecciosas (citomegalovirus, rubéola, toxoplasmosis; ver estos términos) y el síndrome MICRO (ver este término), que puede presentar un cuadro clínico similar al del síndrome COFS, pero con reparación del ADN normal.

El diagnóstico prenatal puede sospecharse por la presencia de cataratas, artrogriposis y microcefalia; y se confirma mediante un estudio de la reparación del ADN en células de las vellosidades coriónicas o en amniocitos y la búsqueda de mutaciones. El manejo es sintomático. A menudo es necesario recurrir a la alimentación entérica. El síndrome COFS es una enfermedad grave, que conduce a la muerte en los primeros años de vida, particularmente por infecciones respiratorias.

 

 

Revisores expertos

  • Pr Hélène DOLLFUS
  • Pr Vincent LAUGEL

 

 


Fuente: Orphanet (Síndrome COFS)


 

Share
A %d blogueros les gusta esto: