Inicio Enfermedades raras Síndrome de aneuploidia en mosaico variegada

Síndrome de aneuploidia en mosaico variegada

Sinónimos: Síndrome de Warvburton-Anyane-Yeboa

Prevalencia: <1 / 1 000 000

Herencia: Autosómico dominante
o Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Neonatal / Prenatal

 

Resumen

El síndrome de aneuploidía en mosaico variegada (MVA) es una anomalía cromosómica caracterizada por aneuploidías múltiples en mosaico que dan lugar a una variedad de anomalías fenotípicas y predisposición al cáncer.

Hasta la fecha, se han descrito en la literatura 41 casos de MVA.

Los rasgos clínicos más comunes son: retraso en el crecimiento de aparición prenatal, microcefalia, retraso en el crecimiento, anomalías estructurales del sistema nervioso central y oftalmológicas (p.e. cataratas, opacidades corneales, microftalmia y glaucoma), y rasgos dismórficos leves, incluyendo facies triangular, micrognatia, y pliegues epicánticos. Otros rasgos adicionales incluyen oligohidramnios, dilatación ventricular, malformación de Dandy-Walker, ascitis fetal, e incremento de la translucencia nucal. El cáncer se presenta en aproximadamente 1/3 de los individuos. El tumor de Wilms, el rabdomiosarcoma, la leucemia linfoblástica aguda, y el tumor de células de la granulosa del ovario (consulte estos términos) se manifiestan antes de los 5 años de edad. En un individuo, se le diagnosticó en la edad adulta un carcinoma de la ampolla de Vater y del colon.

El MVA se debe a defectos en la división celular que conducen a la disyunción aberrante de los cromosomas durante la mitosis. Esto da lugar a una proporción alta (>10%) de células aneuploides. Se han identificado mutaciones en los genes BUB1B y CEP57 en individuos con MVA. BUB1B codifica para BUBR1, una proteína clave en el punto de control del huso mitótico. CEP57 es una proteína centrosomal involucrada en la nucleación y la estabilización de los microtúbulos. Los individuos con mutaciones en BUB1B tienen una alta incidencia de cáncer (aproximadamente del 75%). Ningún individuo con una mutación en CEP57 ha sido diagnosticado de cáncer hasta ahora.

El diagnóstico del MVA está basado en el análisis citogenético que muestra una aneuploidía variable.

La aneuplodía puede ser un rasgo de los síndromes de inestabilidad cromosómica, incluyendo el síndrome de Roberts, la ataxia telangiectasia, el xeroderma pigmentoso, el síndrome de Bloom, el síndrome de Werner y el síndrome de rotura de Nijmegen. La microcefalia con inestabilidad cromosómica puede darse en la anemia de Fanconi (consulte estos términos).

El cariotipo prenatal puede llevarse a cabo mediante una biopsia de vellosidades coriónicas o amniocentesis. Esto permite el diagnóstico prenatal de recurrencia familiar o investigar hallazgos anómalos en ecografías consistentes con el MVA.

El MVA se hereda siguiendo un patrón autosómico recesivo. Los padres de un niño afectado son forzosamente portadores. El riesgo de recurrencia en hermanos es del 25%. Pueden realizarse pruebas a los familiares en riesgo de individuos con mutaciones BUB1B o CEP57 bialélicas para detectar si son portadores.

El manejo clínico depende de las necesidades específicas de los individuos afectados (p.e.: terapia con hormona de crecimiento para el tratamiento del retraso del crecimiento). A los casos con una confirmación citogenética del síndrome MVA y/o mutaciones probadas en BUB1B se les debe ofrecer vigilancia para tumores de Wilms con ecografías renales cada tres o cuatro meses hasta los cinco años.

El pronóstico está relacionado con la naturaleza de las malformaciones y el riesgo de cáncer.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Sandra HANKS
  • Pr Nazneen RAHMAN
  • Dr Katie SNAPE

 



Fuente: Orphanet (Síndrome de aneuploidia en mosaico variegada)


 

Salir de la versión móvil