Síndrome de deleción 22q11.2

Sinónimos:  22q11DS
CATCH 22
Microdeleción 22q11
Monosomía 22q11
Secuencia DiGeorge
Síndrome DiGeorge
Síndrome cardiofacial de Cayler
Síndrome de Sedlackova
Síndrome de Shprintzen
Síndrome de Takao
Síndrome de anomalías conotruncales y de la cara
Síndrome velocardiofacial

Prevalencia:  Desconocido

Herencia: Esporádica

Edad de inicio o aparición: Neonatal/ infancia

 

Resumen:

El síndrome de deleción (DS) 22q11.2 es una anomalía cromosómica que causa un cuadro clínico con malformaciones congénitas cuyos rasgos característicos incluyen defectos cardíacos, anomalías del paladar, dismorfismo facial, retraso en el desarrollo e inmunodeficiencia.

Se estima una incidencia global de 1/2.000-1/4.000 nacidos vivos.

El DS 22q11.2 muestra un fenotipo clínicamente variable que puede oscilar de leve a grave. Los defectos cardíacos congénitos (77% de casos) incluyen principalmente malformaciones conotruncales como tronco arterioso, tetralogía de Fallot y defecto septal ventricular.

Más del 75% de los pacientes presentan anomalías en el paladar que pueden provocar un habla hipernasal y dificultades para la alimentación.

El retraso en el crecimiento es frecuente. Muchos pacientes presentan dismorfismo facial leve (aplanamiento malar, ptosis, hipertelorismo, pliegues epicanticos, raíz nasal prominente) y anomalías vertebrales (vértebras en mariposa, hemivértebras). El 75% de los pacientes tienen un déficit inmune debido a una aplasia/hipoplasia tímica que los hace susceptibles a diversas infecciones.

Los pacientes también tienen un riesgo mayor de desarrollar enfermedades autoinmunes como púrpura trombocitopénica inmune y artritis juvenil idiopática. Se observa hipocalcemia neonatal en el 50% de los casos que habitualmente se controla bien y desaparece pero puede reaparecer a cualquier edad o tras una infección, cirugía o embarazo.

Hallazgos clínicos adicionales pueden incluir anomalías gastrointestinales (malrotación intestinal, ano imperforado), pérdida de audición, anomalías renales, anomalías dentales, problemas de aprendizaje y/o trastornos psiquiátricos. El amplio espectro de fenotipos clínicos que abarca el síndrome estaba previamente dividido en diferentes síndromes (síndrome de DiGeorge, síndrome velocardiofacial, síndrome cardio-facial) pero ahora se sabe que son etiológicamente idénticas y son denominadas como DS 22q11.2.

En la mayoría de los casos, el síndrome se debe a una deleción de 3 millones de pares de bases (Mb) en la región cromosómica 22q11.2 que está flanqueada por repeticiones de bajo número de copias. La deleción es debida a una recombinación meiótica no alélica durante la espermatogénesis u ovogénesis. En el ~15% de los casos, la deleción es de menor tamaño, pero dentro de la región 3 Mb, y en estos casos suele ser de tamaño variable.

También hay deleciones atípicas que están ubicadas en la región crítica de DiGeorge. Algunas de ellas incluyen el gen TBX1 que está implicado en el desarrollo cardíaco, las paratiroides, el timo y la estructura facial. Se cree que la expresión variable del fenotipo 22q11.2 se debe a modificadores genéticos en el otro alelo de 22q11.2 o en otros cromosomas.

El diagnóstico se sospecha tras un examen clínico y la detección de anomalías (defectos cardíacos por ecocardiografía, anomalías vertebrales por rayos X de la columna cervical). Se confirma por la detección de la deleción 22q11.2, usando FISH, MLPA, aCGH o microarrays SNP de genoma completo.

El diagnóstico diferencial incluye los síndromes de Smith-Lemli-Opitz, CHARGE, de Alagille, VATER, de Goldenhar y la embriopatía por isotretinoina.

El diagnóstico prenatal es posible en casos familiares por amniocentesis o biopsia corial, y en embarazadas donde se hayan observado anomalías asociadas por ecocardiografía fetal. Es posible el diagnóstico genético preimplantacional.

La deleción surge de novo en el ~90% de los casos. Hay un riesgo de recurrencia del 50% en los individuos afectados.

El tratamiento depende de las anomalías asociadas. Puede consistir en cirugía cardíaca y/o del paladar, terapia del habla, suplementos de calcio, y terapia psicológica. Es necesaria una vigilancia inmunológica regular.

El pronóstico es variable y depende de la gravedad de la enfermedad. La tasa de mortalidad infantil es relativamente baja (~4%); en adultos, la mortalidad es mayor que en el resto de la población adulta.

 

Revisores expertos:

  • Dr Donna MCDONALD-MCGINN
  • Dr Elaine ZACKAI

 

Última actualización: Diciembre 2012

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=126&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=22q11DS&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=S-ndrome-de-deleci-n-22q11-2–22q11DS-&title=S-ndrome-de-deleci-n-22q11-2–22q11DS-&search=Disease_Search_Simple


Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: