Monoterapia con APL-2 es prometedora para pacientes con hemoglobinuria paroxística nocturna

Se ha demostrado que un nuevo medicamento en desarrollo para el tratamiento de la hemoglobinuria paroxística nocturna (HPN), una enfermedad sanguínea rara, adquirida y potencialmente mortal, es beneficioso para los participantes que se inscribieron en 2 ensayos en curso de fase 1b: PHAROAH y PADDOCK.

La droga en cuestión? APL-2 de Apellis Pharmaceuticals Inc., un tratamiento de primera clase desarrollado para apuntar a C3; de hecho, tiene el potencial de mejorar significativamente los niveles de hemoglobina (Hb) en pacientes tratados con eculizumab que padecen anemia, según la compañía farmacéutica.

Actualmente, el único medicamento aprobado para la terapia de HPN es eculizumab (Solaris). Sin embargo, un estudio reciente mostró que el 70% de los pacientes tratados con eculizumab eran anémicos y tenían niveles de hemoglobina por debajo de 12.0 g / dL.

Los 2 ensayos clínicos de prueba de concepto forman parte del programa PNH, que permite a los participantes con PNH cambiar las terapias, pasando de eculizumab a APL-2 en monoterapia después de 1 mes de co-tratamiento. El objetivo principal es mejorar los parámetros hematológicos, particularmente la hemoglobina.

En el ensayo PHAROAH, que evalúa la capacidad de APL-2 para beneficiar a pacientes con HPN en tratamiento con eculizumab que son severamente anémicos y dependientes de transfusiones, los participantes están siendo tratados con APL-2 además de eculizumab. Después de al menos 1 año de co-tratamiento, varios pacientes han sido cambiados a APL-2 en monoterapia.

Los datos de 32 semanas del ensayo publicado en diciembre de 2017 incluyeron a 4 de los 6 pacientes que permanecieron en el estudio a la semana 32 y recibieron co-tratamiento de eculizumab y APL-2 a 270 mg / día. Los hallazgos clave incluyeron la observación de transfusiones no necesarias, una reducción exitosa en la dosificación de eculizumab y el destete exitoso de eculizumab.

“Al principio fue muy alentador ver las mejoras significativas en estos pacientes significativamente anémicos cuando se añadió APL-2 a Soliri”, comentó Anita Hill, consultora principal del Servicio nacional de HPN en los hospitales docentes de Leeds, en el Reino Unido, en un declaración reciente. “Ver que APL-2 mantiene los mismos beneficios hematológicos cuando la dosis con Soliris se redujo en total y se destetó por completo en tres de cuatro pacientes es impresionante”.

En la prueba PADDOCK, APL-2 está siendo evaluado por su seguridad y eficacia en pacientes con HPN que no han sido tratados previamente con eculizumab. Según los datos recopilados en abril de 2018, 8 pacientes no tratados previamente con eculizumab después de la administración subcutánea diaria con 270 mg / día de APL-2 durante al menos 28 días informaron que APL-2 aumentó los niveles de Hb y redujo la lactato deshidrogenasa (LDH). Hallazgos clave adicionales incluyeron hemoglobina mejorada y otros marcadores de anemia.

“Los datos generados por APL-2 en pacientes no tratados previamente con HPN son impresionantes en comparación con nuestra experiencia con Soliri”, agregó Peter Hillmen, MB ChB, PhD, profesor de hematología experimental en la Universidad de Leeds. “La experiencia inicial de APL-2 demuestra que la inhibición de C3 controla la hemólisis extravascular e intravascular a diferencia de la inhibición de C5 donde la hemólisis extravascular continua es con frecuencia problemática”.

Hasta la fecha, se ha encontrado que la APL-2 subcutánea es bien tolerada con una exposición sistémica acumulativa de más de 12 años-paciente de tratamiento con APL-2, según un reciente comunicado de prensa. Además, no se han observado infecciones significativas o eventos tromboembólicos.

“Estamos especialmente complacidos de ver a APL-2 en monoterapia ayudando a una variedad de pacientes, incluidos aquellos que están severamente anémicos y continúan sufriendo mientras reciben altas dosis de eculizumab”, enfatizó Cedric Francois, MD, PhD, cofundador y CEO de Apellis. “Nos alientan estos datos que respaldan nuestra creencia de que muchas afecciones raras y autoinmunes se pueden tratar a través de la inhibición de C3”.

 

Artículos relacionados: hemoglobinuria paroxística nocturna, enfermedad sanguínea, tratamiento


Fuente: https://goo.gl/qox7k5

A %d blogueros les gusta esto: