Tirosinemia tipo 1

Sinónimos: Deficiencia de FAH
Deficiencia de fumarilacetoacetasa
Deficiencia de fumarilacetoacetasa hidrolasa
Déficit de FAH
Déficit de fumarilacetoacetasa
Déficit de fumarilacetoacetasa hidrolasa
Tirosinemia hepatorrenal

Prevalencia: Desconocido

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Variable

 

Resumen

La tirosinemia tipo 1 es un trastorno del metabolismo de los ácidos amino caracterizado por manifestaciones hepatorrenales.

La prevalencia se estima en 1 caso entre dos millones. En la forma aguda infantil, el inicio ocurre entre los 15 días y 3 meses de edad, con necrosis hepatocelular asociada a: vómitos, diarrea, ictericia, hipoglucemia, edema, ascitis y signos de hemorragia.

La sepsis es una complicación frecuente, así como la aparición de tubulopatía, asociada a la pérdida de fosfato y a raquitismo hipofosfatémico. También ha sido descrita una forma de aparición tardía que se manifiesta por raquitismo vitamino-resistente, provocado por la tubulopatía. Si no se trata, la forma aguda puede complicarse con crisis neurológicas con porfiria, polineuritis y distonía, y en casos raros, pueden ser rasgos característicos presentes en la enfermedad.

Es frecuente la aparición de hepatomas malignos. La enfermedad se transmite con rasgos autosómicos recesivos y está provocada por una deficiencia en fumaril-acidoacetasa (FAH, 15q23-q25), una enzima implicada en el catabolismo de la tirosina. La deficiencia de FAH conduce a la inhibición de la delta aminolevulinato D hidratasa, una enzima clave en la síntesis de porfobilinógenos.

El diagnóstico se confirma por la detección del incremento de ácido delta-aminolevulínico en la orina y los característicos perfiles de cromatografía de gases en orina, que muestran un incremento de los niveles de succinil-acetona. Los ensayos de la actividad enzimática de FAH en fibroblastos, también son posibles y pueden ser útiles para el diagnóstico.

El diagnóstico prenatal se puede realizar por dosaje de metabolitos, estudios enzimáticos o mediante pruebas moleculares para familias en las que se conoce la mutación responsable de la enfermedad. El tratamiento se basa en la administración de nitisinona (NTBC), que obtuvo autorización para su comercialización en el mercado europeo en 2005 como fármaco huérfano para el tratamiento de la tirosinemia de tipo 1, en combinación con una restricción dietética de proteínas para evitar la hipertirosinemia. A pesar del tratamiento, algunos pacientes desarrollan hepatoma con alfa-fetoproteína elevada y requieren transplante de hígado.

 

Revisores expertos

  • Pr Pascale DE LONLAY

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=3494&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Deficiencia-de-FAH&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Tirosinemia-tipo-1–Deficiencia-de-FAH-&title=Tirosinemia-tipo-1–Deficiencia-de-FAH-&search=Disease_Search_Simple


Share

Un comentario sobre “Tirosinemia tipo 1

Comentarios cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: