Embriopatía por indometacina

Sinónimos: Exposición fetal a la indometacina

Prevalencia: Desconocido

Herencia: No aplicable

Edad de inicio o aparición: Infancia / Neonatal

 

Resumen

El síndrome fetal por indometacina se caracteriza por un grupo de síntomas que pueden presentarse en el feto o en el recién nacido cuando la madre ha sido tratada durante la gestación con indometacina (Indocid®).

La indometacina es un fármaco antiinflamatorio no esteroideo (AINES) que atraviesa con facilidad la placenta humana durante la gestación, pero sus efectos en el embrión/feto varían según la etapa del embarazo. Se ha descrito el uso de indometacina de manera ocasional durante el primer trimestre de gestación humana.

Dos estudios recientes epidemiológicos del Norte de Europa sugieren un incremento moderado (del 5 al 10%) de los defectos cardiacos (especialmente defectos septales auriculares o ventriculares) en los fetos expuestos in utero durante el primer trimestre, pero estos datos deben ser confirmados en estudios adicionales para establecer una relación causal entre los AINES y las cardiopatías congénitas. Estos efectos ocurren en menos de 1 de cada 5.000 pacientes tratados, y parece darse más en pacientes con hipertensión arterial.

Estos últimos efectos incluyen disfunción renal fetal y neonatal y existen informes de casos de mortalidad por oligohidramnios o perinatal como consecuencia de la anuria asociada con el uso materno de la indometacina. Como con otros inhibidoreses de la prostaglandina sintetasa, existen casos descritos de cierre prematuro del conducto arterioso y la consiguiente hipertensión pulmonar en fetos de entre 27 y 35 semanas de gestación. A medida que la gestación va progresando, el riesgo aumenta : se ha estimado en un 5 a 10% antes de las 32 semanas de gestación, un rápido incremento del 50% a las 32 y de casi el 100% a las 34 semanas. Los efectos constrictores de este agente parecen estar reforzados si se coadministra con betametasona. También se ha asociado la efusión pleural con casos de administración de indometacina durante el segundo y tercer trimestre de gestación.

Además, otros estudios indican que la indometacina puede incrementar el riesgo de hemorragia cerebral en bebés con bajo peso al nacer (<1000 g), y en bebés de menos de 30 semanas de gestación. Como preocupación adicional, la indometacina también puede incrementar el riesgo de sepsis y de enterocolitis necrotizante en niños de muy bajo peso.

Se han descrito siete casos de hidrops fetalis debido al cierre prematuro del ducto arterioso en niños nacidos después de la administración durante 48 horas de indometacina como agente tocolítico. Si la tocólisis falla, los neonatos muy prematuros pueden tener un riesgo particular de toxicidad gastrointestinal y hematológica por indometacina. Para cualquier feto expuesto a la indometacina se recomienda un seguimiento semanal por ecocardiografía.

Por otro lado la indometacina se considera un tratamiento efectivo delpolihidramnios sintomático, siempre que se use bajo vigilancia y en dosis moderadas. La indometacina se ha empleado con éxito como agente tocolítico. La administración de indometacina a corto plazo (de 1 a 3 días) se recomienda como un tocolítico de primera línea antes de la semana 32 de gestación. Algunos clínicos recomiendan medicaciones alternativas con menor toxicidad gastrointestinal cuando se requiere tocólisis en etapas muy tempranas de la gestación.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Elisabeth ROBERT-GNANSIA

 

 


Fuente: http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=1871&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Embriopat-a-por-indometacina&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Embriopat-a-por-indometacina&title=Embriopat-a-por-indometacina&search=Disease_Search_Simple


A %d blogueros les gusta esto: