Encefalopatía por glicina

Sinònimos: Hiperglicinemia no cetósica
NKA

Prevalencia: 1-9 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o apariciòn: Infancia
Neonatal

 

Resumen

La encefalopatía por glicina (GE) es un error congénito del metabolismo de la glicina caracterizado por la acumulación de glicina en los fluidos y tejidos del cuerpo, incluyendo el cerebro, provocando síntomas neurometabólicos de gravedad variable.

La prevalencia y la incidencia de GE mundial son desconocidas. En Finlandia, se ha descrito una incidencia al nacer de 1/55.000 recién nacidos y en la Columbia Británica, Canadá, de 1/63.000, con una tasa calculada de portadores de 1/125.

Se han reconocido tres formas de GE basadas en la edad de aparición: neonatal, infantil y encefalopatía por glicina atípica. La mayoría de pacientes presentan la forma neonatal potencialmente mortal con manifestaciones de la enfermedad de leves a graves que empiezan en los primeros días de vida, incluyendo letargia e incluso coma, hipotonía, hipo, espasmos mioclónicos, y trastornos de respiración y de deglución, con el subsecuente déficit intelectual, espasticidad y convulsiones intratables. Una proporción menor de pacientes muestran un retraso en el desarrollo y convulsiones leves generalizadas en el periodo infantil, mientras que otros no desarrollan síntomas hasta la infancia tardía o la edad adulta.

Se conocen mutaciones en dos genes que causan la encefalopatía por glicina: GLDC (9p22) y AMT (3p21.2-p21.1). Estos genes codifican los componentes proteína-P y proteína-T, respectivamente, del complejo de glicina descarboxilasa (GCS). Aunque GCSH es otro gen del GCS, no se han identificado mutaciones en las formas neonatal o infantil. La actividad deficiente del GCS da lugar a un metabolismo de la glicina defectuoso y a la acumulación del aminoácido en los tejidos corporales. En algunos pacientes con déficit de la actividad enzimática del GCS no se ha identificado ninguna mutación mediante análisis de secuencia de exones en los genes GCS.

La GE debe sospecharse en casos de niveles elevados de glicina en sangre y líquido cefalorraquídeo (LCR). También sugiere su diagnóstico un aumento de los índices de glicina LCR-plasma. El diagnóstico puede confirmarse enzimáticamente midiendo la actividad del GCS de una muestra biopsiada del hígado o por una prueba de aliento con 13C-glicina. También puede confirmarse con un test genético. La RM del cerebro puede revelar hipogénesis del cuerpo calloso, giros anormales e hipogénesis del cerebelo en la forma neonatal. En la EEG son comunes los patrones paroxismo-supresión y la hipsarritmia.

El diagnóstico diferencial incluye acidemias orgánicas que pueden presentar hiperglicinemia como: acidemia D-glicérica, acidemia propiónica, acidemia metilmalónica, y cetoacidosis por déficit de beta-cetotiolasa.

El diagnóstico prenatal para los embarazos de riesgo puede realizarse por medio de pruebas genéticas de los genes implicados o por análisis enzimático del GCS con muestras de vellosidades coriónicas.

La GE sigue un patrón de herencia autosómico recesivo. Los heterocigotos son asintomáticos.

La extensión de la enfermedad debe determinarse usando los siguientes test para guiar el tratamiento: RM cerebral, EEG y evaluaciones del desarrollo y neurológicas. No hay un tratamiento específico para la GE. Por lo tanto, se requieren medidas de soporte y sintomáticas que incluyen medicamentos antiepilépticos para controlar las convulsiones, la colocación de un tubo de gastrostomía para los problemas de deglución, y el tratamiento del reflujo gastroesofágico. Se utiliza el benzoato de sodio para reducir los niveles de glicina en plasma. Los antagonistas del receptor N-metil D-aspartato (NMDA) pueden mejorar los síntomas neurológicos y los hallazgos por EEG aunque aún no se ha establecido si mejoran los resultados a largo plazo.

El pronóstico depende de la gravedad de la enfermedad. La mayoría de pacientes con las formas neonatales o infantiles de GE tienen un desenlace grave. En la forma neonatal, a veces se producen muertes tempranas por la apnea. El pronóstico en los casos atípicos es variable.

 

 

 

Revisores expertos

  • Shigeo KURE

 

Fuente:  http://www.orpha.net/consor/cgi-bin/Disease_Search.php?lng=ES&data_id=3556&Disease_Disease_Search_diseaseGroup=Hiperglicinemia-no-cet-sica&Disease_Disease_Search_diseaseType=Pat&Enfermedade%28s%29/grupo%20de%20enfermedades=Encefalopat-a-por-glicina–Hiperglicinemia-no-cet-sica-&title=Encefalopat-a-por-glicina–Hiperglicinemia-no-cet-sica-&search=Disease_Search_Simple

A %d blogueros les gusta esto: