Pseudohipoaldosteronismo generalizado tipo 1

Sinónimos: Pseudohipoaldosteronismo autosómico recesivo tipo 1

Prevalencia: <1 / 1 000 000

Herencia: Autosómico recesivo

Edad de inicio o aparición: Infancia / Neonatal

 

Resumen

El pseudohipoaldosteronismo generalizado tipo 1 (PHA1 generalizado) es una forma grave de resistencia mineralocorticoide primaria con afectación sistémica y pérdida de sal en múltiples órganos.

La prevalencia es desconocida.

El PHA1 generalizado se caracteriza por la pérdida de sal en el riñón, colon y glándulas salivares y sudoríparas. Además de deshidratación grave, vómitos y retraso del crecimiento que ocurren en las primeras semanas de vida, el cuadro clínico se puede complicar con disritmias cardíacas, colapso, shock o paro cardíaco. Ocasionalmente se han descrito polihidramnios. Un incremento en el volumen de líquido en la superficie de la vía aérea lleva a manifestaciones frecuentes en el tracto respiratorio, que imitan la fibrosis quística. Los sarpullidos cutáneos eccematoides son frecuentes debido a la grave pérdida de sal por las glándulas sudoríparas.

La PHA1 generalizada es grave: se ha descrito la falta de remisión y los pacientes sufren de episodios de pérdida de sal recurrentes, con peligro para la vida. La enfermedad se trasmite de manera autosómica recesiva y está causada por mutaciones en los genes que codifican para las subunidades del canal de sodio sensible a amilorida (ENaC): SCNN1A (12p13), SCNN1B (16p12.2-p12.1), y SCNN1G (16p12).

El diagnóstico se basa en la historia de la enfermedad y exámenes clínicos, la historia familiar, análisis genéticos, hallazgos biológicos (idénticos a estos los puede encontrar en el PHA1 renal; consulte este término). La hiperpotasemia es grave y cuando se encuentra en combinación con elevados niveles de aldosterona y renina plasmática confirma el diagnóstico. Un test de sudor o saliva positivo que muestre un incremento en los niveles de sodio en saliva y en sudor y de cloro completa el cuadro diagnóstico.

El diagnóstico diferencial incluye PHA1 renal, hiperplasia adrenal congénita (HAC) asociada con déficit de 21-hidroxilasa o déficit de 3-beta-hidroxiesteroide deshidrogenasa, hipoaldosteronismo debido a la deficiencia de aldosterona, síndrome de Bartter prenatal o infantil (en particular síndrome de Bartter tipo 2 causado por mutaciones en ROMK) y PHA transitorio (consulte estos términos).

El diagnóstico prenatal puede estar indicado en familias con niños afectados o cuando ambos padres sean portadores heterocigotos de familias afectadas. Alternativamente, el análisis genético neonatal de la sangre de cordón puede permitir un rápido diagnóstico y tratamiento en descendencia de familias con mutaciones identificadas.

No se ha descrito tratamiento basado en la evidencia y la intervención terapéutica específica para cada paciente, consiste en la reposición de sal y fluido: elevadas dosis de sodio junto con resinas de intercambio de iones y la dieta pueden reducir los niveles de potasio. También se requiere en las fases agudas de la enfermedad la corrección de hiperpotasemia y acidosis. Como la HAC y el hipoaldosteronismo debido a la deficiencia de aldosterona son los principales diagnósticos diferenciales, la terapia de reemplazo con fludrocortisona y con hidrocortisona puede iniciarse mientras se confirma el diagnóstico mediante análisis hormonales.

El tratamiento con corticoides e indometacina pueden ser beneficioso en algunos pacientes.

Las manifestaciones en el tracto respiratorio y el fenotipo cutáneo requieren tratamiento sintomático. A pesar de que los pacientes necesitan suplementos de sal a lo largo de la vida, el curso clínico mejora con la edad con un descenso significativo en la frecuencia y gravedad de los episodios de pérdida de sal y de las infecciones en el tracto respiratorio que requieren hospitalización.

 

 

Revisores expertos

  • Dr Maria-Christina ZENNARO

 

 


Fuente: Orphanet (Pseudohipoaldosteronismo generalizado tipo 1)


 

Share
A %d blogueros les gusta esto: